jueves, 19 de agosto de 2010

¿Buscar un trabajo? Cada vez son más los que quieren compaginar dos

-La baja flexibilidad de la jornada laboral española dificulta compatibilizar dos trabajo, a diferencia de otros países
-Siete de cada diez trabajadores busca un segundo empleo, un 365% más que hace dos años
Siete de cada diez trabajadores necesita un segundo empleo, un 365% más que hace dos años. En España, sólo el 12% de los contratos son a tiempo parcial; en Holanda este índice es del 48% Con más de cuatro millones y medio de parados, conseguir un trabajo se ha convertido en una prioridad para muchos españoles.
Pero para quien ya tiene uno, la preferencia pasa por buscar un segundo. Según una encuesta elaborada por Randstad, a siete de cada diez trabajadores (73 por ciento) les gustaría compaginar dos empleos, una circunstancia en la que se encuentra algo menos de medio millón de españoles, según estimaciones de la misma compañía.
Se da la paradoja de que son menos de los pluriempleados que había en 2007 (más de 525.000) y en 2008 (514.000), cuando por entonces tan sólo un 10 por ciento de los trabajadores quería un segundo empleo.
Y es que ahora hay un 365 por ciento más de empleados interesados en compatibilizar dos jornadas laborales que hace dos años, pero son menos los que lo consiguen. "No abundan precisamente las ofertas de trabajo", explica Irene Martín, directora de oficina de Randstad.
Cambio de horario
La coyuntura que vive el mercado laboral es una de las causas para que el número de pluriempleados haya descendido en España, pese a que cada vez son más quienes quieren convertirse en ello. Pero no la única. En opinión de Martín, a esto hay que sumarle "los amplios horarios españoles, que dificultan tener dos trabajos".
En otros países de nuestro entorno, sin embargo, la situación es diferente. La media de pluriempleados en Reino Unido, Polonia, Francia, Holanda y Alemania supera el millón de ciudadanos.
¿Cómo se explica?
Porque en estos países la figura de la flexibilidad de horario y los contratos a tiempo parcial está más arraigada, tal y como revela otro estudio elaborado por Adecco y la escuela de negocios Iese con datos del Instituto Nacional de Estadística y de Eurostat.
Mientras en el mercado español sólo hay un 12 por ciento de trabajadores a tiempo parcial, en Holanda este índice se dispara hasta el 48,1 por ciento, lo que permite compatibilizar mejor otras tareas remuneradas.
No siempre fue así
Los interminables horarios españoles no siempre fueron como ahora. Tal y como explica Ignacio Buqueras, presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE), la jornada laboral empezó a prolongarse en los años posteriores a la Guerra Civil:
"Hasta los años 40 del siglo pasado se almorzaba hacia las doce o la una y no se cenaba más allá de las ocho de la tarde, tal y como ocurre en el resto de países europeos". Pero con la precariedad generada por la guerra empezaron a hacer falta unos ingresos extra, así que el hombre tuvo que salir a trabajar también por la tarde.
"Esta costumbre ha pervivido entre nosotros y es una peculiaridad en Europa", dice Buqueras, quien desconfía del pluriempleo: "Que por la crisis haya personas en esa situación es un atraso. Además, más horas de trabajo no mejoran la productividad, porque llega un momento en que los empleados sufren un bajón, tanto a nivel físico como psíquico. No somos robots".
Por: I. Labrador / M. Domínguez
Fuente: El Economista

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada