martes, 24 de agosto de 2010

Mitos y realidades del la estimulación temprana

¿La plasticidad neuronal es mayor en los bebés?
Sí. El cerebro cuenta con 100.000 millones de neuronas, pero lo que importa es la capacidad para interconectarse de cada una. Una sola célula cerebral puede integrar hasta 15.000 conexiones (o sinapsis) con otras células. Esa capacidad, llamada `plasticidad neuronal´, es muy alta durante los primeros seis años de vida para adquirir las funciones básicas: control de la postura, marcha y lenguaje.
¿Existe el `efecto Mozart´?
Un artículo publicado en la revista Nature en 1993 sugería que los bebés menores de tres años que escuchaban la Sonata para dos pianos en re mayor de Mozart veían aumentada su capacidad intelectual. El pasado mayo, una investigación de la Universidad de Viena lo desmintió. La diferencia: el primer experimento se realizó sobre 12 individuos. El de ahora: sobre 3.000.
¿Cuántas palabras puede aprender diariamente un niño pequeño?
«El cerebro de un niño de 18 meses bulle de actividad y está más pendiente del mundo que el de un adulto», asegura Alison Gopnik, psicóloga de la Universidad de Berkeley. Puede aprender diez palabras diarias de promedio. «Para un niño de esa edad, cada día es como ir a París por primera vez. Ve cosas de las que nosotros ni siquiera nos percatamos.» Todo es atractivo y, por tanto, todo les resulta estimulante.
¿Ayudan los ordenadores al aprendizaje de los más pequeños?
Cada vez más expertos los desaconsejan. El neurólogo Henning Scheich sostiene que el aprendizaje viene determinado por el grado de interactividad. «Lo mejor es que los niños usen sus manos. Y no me refiero al ratón. Necesitan, además, una presencia humana y en directo, que les guíe. El aprendizaje virtual, con ordenadores y juguetes electrónicos, no sirve con los más pequeños. Además, fomenta la pasividad.»
¿Y los juguetes educativos, vídeos y DVD del tipo ‘Baby Einstein’?
Una reciente sentencia ha obligado al fabricante a retirar la etiqueta de que son educativos. Un estudio de la Universidad de Washington concluyó que los niños de 8 a 16 meses que ven estos programas durante una hora al día aprenden menos palabras que los que no lo hacen. Otras tres investigaciones afirman que la televisión retrasa la adquisición del lenguaje en los menores de dos años, aunque vean programas estilo Barrio Sésamo.
Por: Carlos Manuel Sánchez
Fuente: XL Semanal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada