domingo, 22 de agosto de 2010

¿Puedes comprarte una empresa? Yes, you can

¿Cuántas veces te lo has planteado? ¿Y si montase yo mi propia empresa? Sin jefes, ¡Libre! ¡Desarrollando todo mi potencial sin que me limiten otros o me digan lo que puedo o no puedo hacer!
Tal vez tu preocupación es que te falta una idea, y claro, “sin una buena idea como voy a crear una empresa”, te dices.
¿Y si te la compras?
Si estás harto de las guerras políticas de las grandes empresas y sueñas con desarrollar un proyecto tú, lánzate. Verás cómo tras una puerta se abre otra y luego otra, y entonces será mucho más fácil lo que antes parecía muy difícil o hasta imposible. Los que lo han hecho y son hoy grandes empresarios no son mejores que tú, sencillamente, se han lanzado.
En España hay casi tres millones de empresas y muchos de sus propietarios están cansados, con baja motivación y con dificultades para la continuidad de su negocio y han entrado en un clima de apatía. Estas empresas han iniciado un círculo vicioso y necesitan urgentemente una nueva dirección.
En muchos casos el propietario de la empresa se encuentra ante la crisis sin la motivación de luchar. No es un tema de dinero (ya lo ha ganado en los tiempos de bonanza), es que quiere librarse de la carga de la empresa, liberarse y cambiar de vida.
Para comprar una empresa la falta de dinero es un hándicap, pero solo eso, un obstáculo que tú puedes superar con inteligencia y determinación.
Hoy muchas empresas están muy cargadas de deuda financiera, por lo que aunque el valor de la empresa sea alto, al tener que restar mucha deuda, el valor de las acciones (es decir, el dinero que hay que pagar) es bajo o incluso negativo.
Los múltiplos medios en los que se están comprando empresas pequeñas y medianas son entre 4 y 6 veces sus beneficios operativos (EBITDA). Si una empresa está endeudada en 5 veces EBITDA, se puede decir que el valor de las acciones vale cero y que la empresa se puede comprar por un euro.
No hace falta en esos casos financiación para la compra, pues la empresa lleva incorporada la financiación.Comprar una empresa sin poner dinero requiere trabajo y, por supuesto, no es sencillo, exige buscar bien, enfocar bien la propuesta y negociar bien.
España necesita que profesionales como tú den un paso hacia adelante y se lancen al reto, porque requiere de una nueva generación de empresarios, formados y con ambición para hacer crecer un tejido empresarial al que falta tamaño y que necesita escala para competir a nivel internacional, se necesitan profesionales con capacidad de realizar adquisiciones que concentren los sectores y consolidar a nuestra empresas para que sean capaces de competir en la arena global.
Por: Enrique Quemada
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada