miércoles, 7 de septiembre de 2011

¿Cuándo hay que renovarse? Renovarse, sí, pero, ¿Cuándo?

renovarse,cambio,aprender,aprendizaje,manzanas verdes, pizarra escrita

¿Cambio permanente o (mejor) aprendizaje permanente?

Aprender significa, en el fondo, desaprender y cambiar. Por otra parte, todo cambio es una fuente de aprendizaje.

Si en lugar de preguntarnos cuándo cambiar nos preguntamos cuándo aprender, la respuesta es más probable que sea "siempre" con mucha mayor claridad. De hecho, hablar de cambio permanente resulta mucho más estresante que hablar de aprendizaje permanete. Aunque el concepto más correcto sería el de "desaprendizaje permanente". 

¿Quién no está dispuesto a aceptar que a lo largo de una vida verdaderamente vivida siempre se está aprendiendo clichés y aprendiendo cosas nuevas? De la misma manera, una empresa viva constantemente ha de estar aprendiendo cosas nuevas? De la misma manera, una empresa viva constantemente ha de estar aprendiendo. Lo cual no significa, ni mucho menos, que siempre tenga que estar haciendo seminarios de formación.

Una fórmula que resulta especialmente útil para relacionar aprendizaje y cambio es la siguiente:

Tasa de aprendizaje > tasa de cambio = éxito adaptativo de la empresa.

El aprendizaje y el cambio permanentes se basan en la apertura continua a que se cuestionen nuestras creencias y supuestos básicos sobre lo que las cosas son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada