lunes, 26 de septiembre de 2011

la web esta generando nuevos modelos de negocio, empleo y nuevos perfiles

 

Los profesionales que pide la Red

- Programador. Informático o software engineer capaz de programar y desarrollar aplicaciones a medida de las necesidades de la empresa. Mucho mejor si conoce los sistemas de código abierto y cloud computing.

- Diseñador web 2.0. Se encarga del aspecto y las posibilidades de la página web, de hacerla intuitiva, atractiva y agradable, para optimizar la experiencia e interacción del usuario.

- 'Community manager'. Actúa de nexo entre la empresa y su entorno online, fomentando conversaciones, recogiendo opiniones de los usuarios y aportando soluciones. Su campo de acción son las redes sociales.

- Responsable de SEO y SEM. Su misión es que un producto o una empresa aparezca bien posicionado en los buscadores, utilizando para ello las técnicas de marketing digital.

- Desarrollador de tecnologías móviles. Con la reciente llegada de los teléfonos inteligentes han adquirido especial relevancia. Crean y desarrollan continuamente nuevas aplicaciones para Internet móvil.

- Director de 'marketing' digital. Diseña toda la estrategia de comunicación digital de la empresa, utilizando todas sus variantes.

- Desarrollador de animación 3D. Produce todo tipo de contenidos en 3D, tales como videojuegos, películas o simuladores.

- 'Product manager'. Dirige a un grupo de programadores en la consecución de objetivos relacionados con el desarrollo de aplicaciones.
Internet está revolucionando los modelos de negocio de gran cantidad de sectores y empresas. Nuevas prácticas laborales, que requieren nuevos perfiles profesionales. El universo digital se apoya en dos pilares:

- la arquitectura de los contenidos (todo lo relacionado con la programación) y
- la transmisión de los mismos (todo lo relacionado con la comunicación).

Ambos precisan crecer y robustecerse mucho más, y eso se traduce en oportunidades de trabajo e incluso en el surgimiento de perfiles cuya demanda es muy superior a la oferta.

Eso sí, el primer paso es la formación: trabajos que no existían requieren estudios nuevos. La informática necesita incorporar nuevos lenguajes de programación; el marketing tiene que regirse por las normas que dicta la Red y utilizar las herramientas que esta le brinda.

El último perfil laboral estrella, uno de los más demandados, es el de programador en open source o código abierto (que permite utilizar estructuras de programas previos para desarrollar sobre ellas nuevas aplicaciones informáticas a medida). Tuenti, la red social en la que los usuarios pasan más horas en España, es una de las empresas que necesita con urgencia este tipo de profesionales, entre otros. Su plantilla se ha doblado en el último año (ahora ronda los 230 empleados) y de aquí a finales de 2011 o principios de 2012 quiere contratar a 50 trabajadores cualificados más. El problema para ellos es que no es fácil encontrar buenos especialistas. "Las universidades suelen enseñar lenguajes de programación muy tradicionales y sería positivo incorporar asignaturas sobre las grandes arquitecturas de open source, que han dado un salto enorme en los últimos cinco años", afirma el director de recursos humanos de Tuenti, Daniel McCord. "En España hay muy buenos programadores, pero a menudo han adquirido conocimientos extra de forma autodidacta", añade, señalando que grandes compañías como Google o Facebook se los rifan. Tuenti también busca jefes de producto y diseñadores web (uno de los perfiles en los que es más difícil encontrar a los mejores, dice McCord).

Lo más buscado ahora por las empresas es todo lo relacionado con el cloud computing (servicios almacenados en la Red) y el código abierto: "Muchas compañías están creando ahora ese sistema y buscan gente muy especializada. Pero hay pocos, es gente autodidacta o que se ha formado fuera de España. La formación va por detrás de la demanda; la universidad introduce estos conceptos tres años después de que se empieza a hablar de ellos, cuando ya se han consolidado".

El problema es que la velocidad a la que viajan las nuevas tecnologías es cada vez mayor. Muestra de ello es la revolución que se ha producido en el otro gran pilar del mundo digital: la comunicación. "Hace cinco años no existían las redes sociales, Google no era tan importante, YouTube estaba empezando, no había tabletas ni teléfonos inteligentes". Ese centro ofrece un máster que pretende tratar la gestión digital de empresas de forma transversal, abarcando contenidos, tecnología y marketing.

"El marketing tiene que reinventarse; en el mundo digital se desarrollan prácticas muy diferentes a las que el marketing tradicional estaba acostumbrado. Ahora el consumidor tiene su propio altavoz y, además, no hay fronteras. Es muy importante que las empresas definan su estrategia digital y apuesten por ella", dice De Pinedo.

El directivo lamenta que prácticamente no existen grados sobre la materia y que, por el contrario, proliferan los posgrados, pero muchos dejan bastante que desear. Asegura que la bolsa de empleo de su escuela acumula ya más ofertas de trabajo que alumnos, y que el 22% de quienes hacen el máster montan su propia empresa antes de seis meses. Uno de estos casos es el de Daniel Guzmán, que quiso "aprovechar el boom de Internet en el móvil" para montar una empresa de marketing a través de móviles y tabletas. "Aquí hay oportunidades, hay mucho por hacer. Pero aún existe un alto desconocimiento por parte de las empresas acerca de este tipo de marketing", asegura. Otro ejemplo es el de Cristina Chacón, dueña de una carnicería online: "Toda mi familia se ha dedicado siempre a la carne, pero a mí nunca me gustó. Trabajaba en una consultora de marketing, que fue una debacle después de la crisis. Así que hice el máster y aprendí a abrir un nuevo canal de venta para un negocio de toda la vida".

En ese contexto, la universidad pública tiene que adaptarse a un ritmo de cambios al que no estaba acostumbrada. La Complutense de Madrid impartirá este curso, por primera vez, una asignatura específica sobre comunicación digital para los alumnos de Relaciones Públicas, en la que se tratarán las redes sociales, la comunicación móvil, el cloud computing, etcétera. El profesor Cristóbal Fernández celebra la activación de su asignatura, aunque le sorprende que no se haya producido hasta ahora: "La maquinaria educativa es un poco lenta, pero también hay que ensalzar su voluntad de renovarse". Y justifica lo necesario de esta adaptación al nuevo modelo: "La web ya no es un mero accesorio, sino que es algo que ha revolucionado la conducta humana".

Fuente: Negocios del País

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada