sábado, 10 de septiembre de 2011

¿Qué es el Ebitdar?

Es un ratio financiero que añade a los gastos de intereses, amortizaciones, depreciaciones e impuestos, los de arrendamiento

El Ebitdar es un ratio financiero que tiene su origen en el Ebitda pero que añade a los gastos de intereses, amortizaciones, depreciaciones e impuestos, los de arrendamiento. Es muy utilizado en los sectores de ocio y turismo, como aerolíneas y cadenas hoteleras.


¿Qué es?

El Ebitdar es un ratio muy utilizado por algunos sectores, como el aéreo, que viene a complementar al Ebitda, al incluir gastos adicionales. El Ebitdar evalúa los resultados de una compañía, en concreto es el beneficio antes de abonar intereses de financiación, impuesto de sociedades, depreciaciones y amortizaciones. La "r" que se añade para crear el Ebitdar refleja el coste de los gastos brutos por arrendamientos, que se definen como los gastos por "leasings" operativos más gastos contingentes por alquileres, antes de ingresos por subarrendamientos.

¿Por qué se utiliza?

Con la incorporación de los gastos por alquiler al ratio Ebitda en relación a los intereses, la cobertura total de pagos de un emisor puede compararse con el de otras compañías, sin distinción de si los activos son arrendados o en propiedad. La práctica habitual de los analistas solía ser añadir sólo una parte de los alquileres operativos al cálculo de la cobertura de los cargos fijos como provisión de los intereses de los pagos de alquileres. Pero no se estaba reflejando el hecho de que, por lo general, no se puede separar del principal la parte correspondiente de los intereses en el pago de los alquileres.

¿Dónde se aplica?

Uno de los sectores en los que más se está aplicando este ratio es en el de las líneas aéreas. En otros sectores, el alquiler se incluiría entre los gastos de explotación. Sin embargo, las líneas aéreas lo contemplan como un gasto financiero más. También es un ratio significativo para el sector de ocio y turismo (hoteles).

La base del cálculo

El Ebitda mide la capacidad de una empresa de generar recursos por su actividad ordinaria. Se correspondería con el resultado bruto de explotación. Coincide con la caja que generaría un negocio si estuviera financiado completamente por recursos propios y no pagara impuestos. Se excluyen los beneficios extraordinarios que, normalmente, en un balance, aparecen en la mitad inferior de la cascada de los resultados.

El Ebitda se utiliza para comparar empresas del mismo sector económico ya que el nivel de endeudamiento distorsiona el beneficio final. Por ello, el Ebitda no tiene en cuenta los intereses pagados, en concepto de financiación empresarial.

Para comparar empresas es aconsejable utilizar ratios que relacionan el Ebitda con otras magnitudes, como Ebitda sobre intereses netos, sobre ventas o el "enterprise value".


El Ebitdar en la Bolsa española

Las compañías españolas cotizadas que más utilizan este ratio en sus informes financieros son Iberia y Sol Meliá. Esto les permite presentar a sus accionistas unos resultados, en principio, más favorables, aunque, en definitiva lo que realmente cuenta es el beneficio neto de la compañía, si lo tiene.

En el caso de Sol Meliá, el Ebitdar en 2005 se situó en 349,2 millones de euros, cuando un año antes fue de 301. En Iberia, sin embargo, este ratio presentó un descenso del 6,6% en 2005 al caer hasta los 699,742 millones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada