martes, 26 de julio de 2011

Emprendedor, Estudia las oportunidades de negocio

El profesional de los negocios debe acercarse al análisis de un mercado desde una perspectiva estratégica.

La característica principal de un profesional de los negocios es la capacidad para detectar:

1.- Necesidades de consumo
2.- Oportunidades de negocio
3.- Demandas estructurales, ya sea de la sociedad, de la estructura económica o del mercado que le permitan operar a favor propio.

Iniciamos un proyecto gracias a la visión o una perspectiva de carácter estratégico que le posibilita localizar una oportunidad de negocio o anticiparte a una demanda.

Buscar oportunidades de negocios dentro de la cadena de valor de un mercado, conocer las necesidades de los consumidores finales, la estructura de comercialización de los productos o servicios de dicho mercado. y así identificar las amenazas futuras o los cambios que se van a producir en el mismo.

Buscando una necesidad de consumo...

domingo, 24 de julio de 2011

Días Raros


Estos son meses raros para escribir, bien porque llegan las ansiadas vacaciones o bien porque estas finalizan, la realidad es que son días en los que realmente cuesta volver a la rutina… Aunque no por ello dejan de ser necesarias.
Todo buen empresario debe tener la capacidad de saber parar su actividad y hacer una profunda reflexión sobre su trabajo en este último año. Puede resultar absurdo, pero impresiona comprobar lo poco que se practica, especialmente en estos tiempos de crisis.

Mónica Martínez

Solo se piensa en productividad, trabajo y rendimiento, sin caer en la cuenta de que esta conducta puede acarrear ciertos riesgos que pueden hacer peligrar el negocio, como son la ilusión de control, el perspectivismo o el escalamiento en el compromiso entre otras muchas.

Todas ellas generan tomas de decisiones erróneas, fruto de la carencia de un análisis cuidadoso, en la que no se tienen en cuenta diferentes perspectivas (perspectivismo), no se atiende a imprevistos que permitan la adaptación de la organización a nuevas situaciones del mercado (ilusión de control) y por orgullo, se mantengan decisiones que no tienen resultados positivos, siendo cada vez más improbable su vuelta atrás (escalamiento en el compromiso).

Porque no sólo hay que conocer lo que funciona, sino que hay que indagar en las causas de lo que no funciona para desarrollar nuevas pautas que cambien el rumbo de la organización. Un hospital es un claro ejemplo de esto: un equipo de trabajo evalúa el caso, establece un diagnóstico y un tratamiento, y gracias a un análisis continuo se evalúa la efectividad del mismo, si el paciente mejora el tratamiento se mantiene, si empeora o se permanece igual el equipo se reúne con el fin de aplicar un nuevo tratamiento que sustituya al anterior, hasta encontrar con el que consiga la ansiada mejora.

Un empresario debe regirse por estas mismas pautas: diagnóstico, tratamiento y evaluación para afianzar y mejorar su negocio. Y si se mantienen las dudas, recomiendo que se vean unos cuantos capítulos de “House” para clarificar las ideas de lo que esto conlleva, un divertido entretenimiento y un tema de reflexión para estos días tan raros.


viernes, 22 de julio de 2011

3 claves para discutir tus puntos de vista




Aprende a ser transigente al defender tus puntos de vista. Podemos argumentar para intentar convencer al otro, pero si no compartes nuestro punto de vista, debemos aprender a aceptarlo y dejar de insistir:

1.- No pierdas los nervios: Da tu opinión sincera y argumenta sin perder el control, sin gritar  y mirando a la cara. Escucha por respeto las razones del otro y manifiesta tu opinión. Date esa oportunidad , quizá te amplie conocimientos, y , si no, cada uno seguirá con su idea.

2.- Reacciona educadamente: Si sus argumentos no te han convencido, limítate a decir que respetas sus puntos de vista pero que no lo compartes. No coincidir con alguien no significa que estés equivocado. Prúebalo, seguro que te sientes más relajado

3.- Practica la flexibilidad: Si compruebas que la persona con la que discutes lleva razón, lo justo es agradecerle que te haya aportado claridad. Si lo piensas en realidad te ha sacado de un error y ha contribuido a ampliar tu sabiduría.

Así es es imposible que todo el mundo esté de acuerdo con nosotros, es una realidad que es difícil de aceptar, sobre todo en algunos temas que para nosotros son muy dolorosos. Sin embargo todas las cuestiones son opinables.

ya sabes escuchar otros argumentos, Reconocer tus errores, hay diferentes maneras de ver un mismo hecho...



                                     Estrategias de negociación para ejecutivos globales 

                                     Sin comunicación no hay negociación

                                  

                               

Valora el talento de las personas con quien te relacionas


Los negocios y el trabajo son una de las fuentes inagotables de satisfacción, pero también de sinsabores.

Pasamos la mayor parte del día atendiendo nuestros negocios y trabajo. Así que nos conviene relacionarnos bien con clientes, proveedores, jefes, colaboradores, compañeros y personas con que compartimos esos momentos.

Hay que desmitificar que negocio es lo que no es ocio, y aprender a disfrutar de lo que hacemos, y a valorar a las personas que nos acompañan en el camino profesional

las siguientes claves nos servirán para resolver discrepancias  y así poder disfrutar de lo que hacemos:





jueves, 21 de julio de 2011

El líder coach

Un buen líder de equipo encuentra la manera de ayudar a los miembros del equipo a destacar. En la mayoría de los casos esto se consigue mediante el coaching.

Un buen coach puede ayudar al equipo en tres sentidos:

  1. Realzando el nivel de esfuerzo que los miembros individuales dedican a su trabajo
  2. Garantizando que el trabajo realizado sea el apropiado
  3. en tercer lugar ayudando a los miembros a sacar el máximo partido a sus talentos
El entrenamiento es una actividad en dos sentidos en las que las partes comparten conocimientos y experiencias a fin de maximizar el potencial de los miembros de un equipo y ayudarles a conseguir los objetivos acordados.

Es un esfuerzo compartido en que la persona que recibe la preparación participa activa y voluntariamente, el entrenamiento puede ayudar a los miembros del equipo en muchas actividades rutinarias:
  • A lograr mejores presentaciones
  • A organizar mejor su trabajo
  • Hacer frente al conflicto interno
  • A obtener resultados externos
  • A calcular un presupuesto
  • E incluso a trabajar efectivamente en un entorno de equipo

Las oportunidades de coaching están presentes en los equipos porque muchas de las habilidades que necesitan los miembros son cualidades que deben aprender a medida que van desarrollando los proyectos.

Un miembro del equipo es un excelente técnico y necesita desarrollar habilidades interpersonales e intrapersonales que le permitan desarrollar las relaciones con los demás miembros del equipo y con los clientes y proveedores, mejorar en estas áreas le permitirá desarrollar y proyectar la calidad de su trabajo.

También puedes leer y ampliar los conocimientos:
El Coaching transaccional
El líder y el alineamiento del equipo de trabajo

martes, 19 de julio de 2011

9 estrategias probadas para lograr el exito en los negocios


Debemos desmitificar el concepto de que negocio es lo que no es ocio y para eso hay que desaprender (Según RAE, olvidar lo que se había aprendido) y volver a aprender (Según RAE adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio o de la experiencia; enseñar, transmitir unos conocimientos)
El éxito es el resultado feliz de un negocio y en el siglo XXI se debe intentar que ese resultado sea de lo que nos apasiona, hacer de nuestra pasión una profesión.

Hoy se nos presenta el problema  que hay demasiadas cosas que nos gustan y nos pueden distraer trayendo como consecuencia el no lograr ese resultado feliz de las metas que nos proponemos. Es por eso que te animamos a seguir estás estrategias que te ayudarán a la consecución de lo que te propones: Concretar, Estar activo en todo momento, medir lo que has conseguido y lo que te falta para evitar morir en la orilla, se optimista pero no dejes de tener un pie en la tierra, deja atrás el perfeccionismo y mejora día a día, se valiente, disciplinado, y no te preocupes por los problemas u obstáculos que se te presenten, concentra tus energías en ocuparte de los problemas u obstáculos que impiden que llegues a feliz termino.

1- Concreta

Cuando te planteas un objetivo, intenta ser lo más específico posible. “Perder 5 kilos” es un objetivo mejor definido que “Perder algo de peso”, porque te da una idea clara de a qué se parece el éxito. Saber exactamente lo que quieres conseguir te mantiene motivado hasta que lo consigas. Piensa una acción específica que debas tener en cuenta para alcanzar tu objetivo. Si te prometes “comeré menos” o “dormiré más” es demasiado indefinido, se claro y preciso. “Estaré en la cama a las 10 de la noche entre semana” no deja espacio para dudar lo que tienes que hacer y si realmente lo has hecho.

2- Aprovecha cada momento para actuar

Estamos tan ocupados, y con tanto objetivos entre las manos que no es sorpresa que perdamos oportunidades de actuar simplemente porque no nos damos cuenta. Realmente no has tenido tiempo para hacer ejercicio hoy? Ni un momento para devolver esa llamada de teléfono? Conseguir una meta significa aprovechar esas oportunidades antes de que se escurran entre los dedos.

Para aprovechar cada momento, prevé cuando y donde desarrollarás cada actividad. De nuevo, se lo más concreto posible (ej. “Si es lunes, miércoles o viernes voy a hacer ejercicio 30 minutos antes de ir al trabajo”.) Investigaciones muestran que este tipo de planificación ayudará a tu cerebro a detectar y aprovechar cada oportunidad que surja, incrementando las posibilidades de éxito un 300% aproximadamente.

3- Conoce exactamente cuánto camino queda

Conseguir cualquier meta requiere una evaluación continua y honesta de tu progreso, o te evalúan desde fuera o te evalúas tu. Si no sabes cómo lo estás haciendo, no puedes ajustar tu comportamiento o tus estrategias. Evalúa tus avances con frecuencia semanal, o incluso a diario, dependiendo de tu meta.

4- Se optimista-realista

Cuando te planteas una meta, se pone en marcha el pensamiento positivo sobre la probabilidad de conseguirlo. Confiar en tu habilidad para tener éxito es muy útil para generar y mantener tu motivación. Pero hagas lo que hagas, no subestimes lo difícil que puede ser conseguir lo que te has propuesto. La mayor parte de los objetivos requieren tiempo, planificación, esfuerzo y persistencia. Investigaciones muestran que pensar que las cosas se consiguen fácilmente y sin esfuerzo te dejan sin armas para afrontar el camino y aumenta significativamente las probabilidades de fracaso.

5- Concéntrate en mejorar, más que en ser bueno

Confiar en tu habilidad para conseguir objetivos es importante, pero es más importante confiar en que puedes tener esa habilidad. Muchos de nosotros pensamos que nuestra inteligencia, nuestra personalidad y nuestras aptitudes físicas están fijadas y no importa lo que hagamos, no las mejoraremos. Así nos centramos en objetivos relacionados con nosotros más que desarrollar y adquirir nuevas habilidades.

Afortunadamente, décadas de investigación sugieren que la creencia de que las habilidades son estáticas es errónea, las habilidades de todo tipo son muy flexibles. Aceptar el hecho de que es posible el cambio se pueden valorar mejores opciones y alcanzar tu potencial. Las personas cuyos objetivos son mejorar, más que ser bueno, toman las dificultades con calma y aprecian el camino más que llegar al destino.

6- Ten agallas

Voluntad de comprometerte con objetivos a largo plazo, y persistir ante la dificultad. Estudios muestran que la gente valiente obtiene mayor nivel educativo y mejores calificaciones.

El esfuerzo, la planificación, la persistencia y buenas estrategias son lo que realmente te lleva al éxito. Aceptar esto no sólo te ayudará a ver tus objetivos con mayor precisión, sino también tener más confianza y agallas.

7- Fortalece tu fuerza de voluntad como un músculo

El autocontrol es como cualquier otro músculo en tu cuerpo, cuando no lo ejercitas se debilita, pero cuando lo ejercitas de forma regular se hará más fuerte y capaz de ayudarte a conseguir tus objetivos.

Asume un reto. No tomar más aperitivos ricos en grasa, hacer 100 abdominales al día, ponerte recto cuando te des cuenta de que estás encorvado, intentar aprender una nueva habilidad. Comienza sólo con una actividad, y elabora un plan de respuesta para cuando comiences a encontrar algún problema. (Si se me antoja un bocadillo, comeré una pieza de fruta o tres piezas de frutos secos). Será difícil al principio, pero cada vez será más fácil, esa es la clave. A medida que tu fuerza sea mayor, puedes incorporar más metas y avances en tu sesión de autocontrol.

8- No tientes a la suerte

No importa lo fuerte que haya conseguido ser tu fuerza de voluntad, es importante tener en cuenta el hecho de que este hecho es limitado y si la sobrecargas puedes llegar a agotarla. No te propongas dos metas de una vez, si puedes evitarlo (como dejar de fumar y empezar una dieta al mismo tiempo).

Y no te pongas en peligro, mucha gente sobrevalora su resistencia a la tentación y se exponen a muchas situaciones donde las tentaciones abundan. Las personas con éxito saben que no deben convertir una meta en algo más difícil de lo que por si ya puede ser.

9- Céntrate en lo que harás y no en lo que no harás

Quieres conseguir perder peso, dejar de fumar, o poner un límite a tu mal genio? Planifica cómo vas a reemplazar malos hábitos por buenos, más que centrarte sólo en los malos hábitos. Investigaciones relativas a la supresión de pensamiento (ej. No pienses en osos blancos”) han mostrado que intentar evitar un pensamiento hacen que esté más presente. Lo mismo ocurre cuando se trata de un comportamiento, intentar no tener un mal hábito puede fortalecerlo más que romperlo.

Si quieres cambiar tu modo de hacer algo, pregúntate, qué harás? Por ejemplo si estás intentando mantener la calma quizá debas plantearte “si comienzo a enfadarme, respiraré profundamente tres veces para calmarme”. Utilizando la respiración profunda en lugar de centrarte en tu ira, tu mal hábito se irá debilitando hasta desaparecer por completo.

También puedes leer: 10 estrategias claves de éxito para su negocio



Fuente: abrirnegocio

El poder de las preguntas esenciales


La calidad de nuestro pensamiento está en la calidad de nuestras preguntas.

No es posible ser alguien con un pensamiento rico y hace preguntas pobres.

Las preguntas definen las tareas, expresan problemas y delimitan asuntos. Impulsan el pensar hacia adelante. Las respuestas, por otra parte, a menudo indican una pausa en el pensar. Es solamente cuando una respuesta genera otras preguntas que el pensamiento continúa la indagación.

Una mente sin preguntas es una mente que no está viva intelectualmente. El no hacer preguntas equivale a no lograr comprensión. Las preguntas superficiales equivalen a comprensión superficial, las preguntas que no son claras equivalen a comprensión que no es clara. Si su mente no genera preguntas activamente, usted no está involucrado en un aprendizaje sustancial.

El pensamiento dentro de los distintos campos del conocimiento no se expande por las contestaciones, sino por las preguntas esenciales. Si no hubieran hecho preguntas aquellos pioneros en algún campo – por ejemplo, la física o la biología – dicho campo en principio, no se hubiera desarrollado.

Cada campo del saber nace de un grupo de preguntas esenciales que impulsan la mente en la búsqueda de unos hechos y una comprensión particular. La biología nació cuando unos humanos buscaban las respuestas a las preguntas: “¿Cuáles son las características de los sistemas vivientes? ¿Qué estructuras existen dentro de ellos? ¿Qué funciones sirven a estas estructuras?” La bioquímica nació cuando los biólogos empezaron a hacer preguntas tales como: “¿Qué procesos químicos sirven de fundamento para las entidades vivientes? ¿Cómo y por qué los procesos químicos dentro de las entidades vivientes interaccionan y cambian?”

Cada campo del saber se mantiene vivo solamente hasta el punto que se generan preguntas nuevas y éstas se toman en serio como la fuerza que impulsa el pensamiento.

Cuando un campo de estudio ya no busca respuestas significativas a preguntas esenciales, muere como campo.

Selección de Andrés Ubierna, del libro The Art of Asking Essential Questions, por la Dra. Linda Elder y el Dr. Richard Paul

lunes, 18 de julio de 2011

Ayude a sus empleados a escuchar


Muchas iniciativas valiosas fracasan porque surgen problemas de comunicación: los ejecutivos creen que compartieron la información relevante y que los empleados, de alguna forma, nunca la escucharon. He aquí tres formas de lograr que sus empleados escuchen incluso cuando no quieren escuchar:

    Ponga a prueba su mensaje. Pruebe informalmente su mensaje con individuos o grupos, especialmente aquellos que usted piensa que mostrarán algún grado de resistencia. Mejore su mensaje comunicacional a partir de sus opiniones.

Incentive a la gente. Parece un poco ridículo sobornar a las personas para que escuchen, pero eso es mejor que dejar que fracase su iniciativa. Sirva un desayuno o un almuerzo para que la gente asista a sus reuniones de comunicación. Ofrezca premios a las personas que respondan un cuestionario que evalúe sus mensajes.

Haga seguimiento. Asegúrese de que las personas han escuchado y comprendido lo que se ha dicho. Vea si ellos tienen preguntas o comentarios.

Este Tip of the Day fue adaptado de "Help Employees Listen When They Don t Want to Hear" por John Baldoni.


El ambiente laboral en tu empresa


El ambiente laboral en una franquicia, negocio o empresa es parecido a un campo de batalla, pues los colaboradores deben coordinarse en equipo para seguir objetivos y metas reales que los lleven a realizar una misión exitosa. Eso es tan importante que en muchas ocasiones es detonante en la toma de decisiones para seguir o dejar una empresa.

Por Ferenz Feher

En otros ámbitos de nuestra vida, en el amoroso por ejemplo, podemos elegir con quién estar y cómo queremos estar. Si por una u otra causa estas condiciones no son las que deseamos, podemos elegir libremente si queremos continuar o cambiar de aires. Lo mismo pasa cuando nos afiliamos a organismos como la Asociación Mexicana de Franquicias, a un Club Deportivo, Partido Político o cualquier otra agrupación. Tomamos la decisión de ingresar porque tenemos algo en común con el resto de las personas afiliadas. No obstante, si no sentimos esa integración o existe la molestia de agruparnos con alguna persona en específico, evitamos el trato eludiendo las reuniones, cancelando la membrecía o simplemente nos damos de baja.

Cuando se trata de nuestra familia, es verdad que tenemos mayor libertad y opciones que en el mundo laboral, sabemos con quién nos llevamos mejor, qué temas podemos hablar con quien, a quién solicitarle un favor, etc. Y aunque es bien dicho que “nadie elige a su familia” es muy común que miembros de una familia completa peleen entre sí y decidan poner distancia parcial o total para evitarse. Lo mismo pasa en un matrimonio, si no se lleva bien la pareja, se divorcia. He visto inclusive a gente que en circunstancias adversas decide dar en adopción a sus hijos, debido a la incapacidad de protegerlos y educarlos como se merecen. En el ámbito amistoso, es mucho más sencillo elegir quiénes entran en ese círculo, creo que como dice un escritor español: "Tener amigos es el segundo ser. Todo amigo es bueno y sabio para el amigo. Uno valdrá tanto como quieran los demás". No hay duda, por tanto: en el ámbito de las amistades podemos y debemos elegir.

Siempre podemos “escapar” de todos estos ámbitos, menos en el laboral. Porque si estamos en una franquicia, negocio o trabajo en general, aceptemos o no las políticas, debemos seguirlas, porque todo tiene una razón de ser, cada acción tiene una reacción, si nos gusta o no debemos brindar lo mejor de nosotros mismos y dárselo a la empresa para crecer en conjunto, no importando clase, colores, condiciones, opiniones y creencias, todos debemos ir hacia el mismo lugar.

No importa que no hayas elegido a tus compañeros de trabajo, en algunos casos, podemos elegir a nuestros subordinados, pero nunca a tus jefes. Es posible que puedas elegir proveedores, pero no a tus clientes; al contrario, ellos te eligen a ti. En el mundo empresarial además de relacionarte con gente de todo tipo debemos actuar en sinergia con ellos para conseguir determinados objetivos.
Por ello, ante todo debemos tener muy alto el valor del respeto, el ser amable con tus compañeros y respetuoso con tus jefes es la base para edificar un buen ambiente de trabajo. Justamente por la falta de respeto en el mundo laboral nos encontramos con multitud de problemas interpersonales que la empresa te exige superar para conseguir realizar tu trabajo con eficacia.

El trabajo no es sólo aprender habilidades técnicas sino, sobre todo, es un campo de desarrollo interpersonal. El verdadero factor determinante son las relaciones personales. Quien sabe desarrollarlas adecuadamente progresará y se sentirá bien en su trabajo. El que no lo haga así tiene las puertas abiertas y siempre puede encontrar otros horizontes, pero debe tomar en cuenta que son las personas y sus actitudes quienes forman y fortalecen el ambiente en cualquier empresa.

domingo, 17 de julio de 2011

10 tendencias que marcan la evolución hacia la Empresa 2.0

Nuestra sociedad está inmersa en una impresionante oleada de cambios sociales, económicos, ambientales y tecnológicos, como nunca antes había sucedido en la historia de la humanidad. Las organizaciones, como sistemas sociales que son, no podrán permanecer indiferentes ante la evolución de este entorno de cambio, por más que muchos de sus directivos se resistan a creer que sus empresas no escaparán ilesas de esta dinámica transformadora.

Por Octavio Ballesta

Los vectores del cambio continuo, a veces disruptivo, y siempre acelerado confluyen desde múltiples direcciones y con angustiante intensidad para sugerir que el modelo Taylorista de especialización y división del trabajo ha iniciado su irreversible declive ante la irrupción de un nuevo modelo de gestión, aprendizaje y relacionamiento, que es participativo, abierto y descentralizado, como corresponde a la recién iniciada Era del Conocimiento.

Las 10 tendencias que han de estar presentes en nuestro radar

1. La organización tiende a conformarse como una red:

Siendo la empresa 2.0 construida en torno a la implantación paulatina de redes sociales internas y de ambientes de trabajo colaborativo, tiene sentido inferir que las estructuras organizativas jerárquicas y orientadas al control comenzarán a ceder, una vez que comiencen a proliferar redes interdependientes de colaboradores evolucionando en torno a conversaciones desarrollándose en múltiples direcciones, a procesos descentralizados de toma de decisiones y a eventos de aprendizaje acelerado en entornos personalizados.

En empresas manufactureras, cuya cultura está enfocada a la consolidación de la excelencia operacional, la adopción de una estructura basada en red pudiera no resultar conveniente, cuando resultaría quizás más pertinente aplicar un enfoque híbrido, en el que además de preservarse parte de la estructura organizativa preexistente, las unidades funcionales relacionadas con el desarrollo, mercadeo y comercialización de productos o servicios, podrían ganar flexibilidad y agilidad al estar intercomunicadas por redes sociales y vinculadas por diversas herramientas de colaboración.

Los clásicos organigramas, aun cuando no desaparecerán del todo en muchas de nuestras organizaciones, serán paulatinamente desplazados por los grafos de influencia social.

2. El currículum ya no es el elemento central en las nuevas prácticas de Reclutamiento y Selección:

Es un hecho incontestable que el currículum tradicional ha perdido vigencia y efectividad como el medio preferente para que un profesional decida aproximarse a una empresa, participar en un proceso de selección, y acceder con suerte, a un nuevo empleo.

El currículum, amén de ser una herramienta estática que detalla la secuencia de experiencias desarrolladas por cualquier profesional en sucesivos cargos y roles, no tiene la expresividad que las redes sociales nos ofrecen para permitir que un reclutador perspicaz pueda intuir a bajo costo, si un candidato acredita las competencias, habilidades y destrezas para predecir su éxito en un rol y reducir la incertidumbre acerca de su fácil y rápida adaptación a la cultura organizacional. Todo ello puede lograrse del análisis acucioso de las competencias, actitudes, influencia y comportamientos desplegados por un profesional en su interacción en redes sociales y en blogs donde participa como autor y/o comentarista.

Recursos Humanos será el facilitador de las conversaciones, interacciones, decisiones y aprendizajes que ocurrirán en lo interno y a lo externo de una organización, que si bien aún no está conformada como una redarquía, ya está asumiendo los procesos de gestión, aprendizaje y transformación necesarios para desmontar jerarquías basadas en el poder, y minimizar la burocracia de silos acotados por función.

3. El auge indetenible del Teletrabajo:

El abaratamiento de las conexiones de Internet de banda ancha, la facilidad de su acceso desde distintos dispositivos, la proliferación de herramientas maduras para facilitar el trabajo remoto bajo pautas de colaboración, y una creciente conciencia para dotar al trabajador de mayor flexibilidad para favorecer una mejor conciliación de su quehacer profesional con su vida laboral, están influyendo para que un número creciente de colaboradores dediquen una fracción cada vez mayor de su tiempo productivo a trabajar desde el hogar o desde cualquier otra locación.

Ahora es posible reducir costos incurridos en viajes y en el alquiler de planta física, aminorando al mismo tiempo el impacto adverso sobre el ambiente, gracias a la posibilidad de conformar equipos de trabajo integrados por profesionales multidisciplinares, que estando vinculados a través de Tecnologías de información y comunicaciones de última generación, pueden trabajar colaborativamente en proyectos, que se desarrollan en diferentes geografías y abarcan varios husos horarios.

La adopción exitosa de políticas de teletrabajo requiere que el liderazgo asuma la renuncia expresa a ominosas dinámicas de supervisión obsesiva basadas en el control y la desconfianza, para favorecer relaciones profesionales articuladas en la comunicación abierta, la confianza recíproca y el respeto mutuo.

4. La pertinencia de implantar ambientes colaborativos de trabajo:

La hegemonía de silos funcionales conformados por departamentos que celosa y egoistamente se apropian de la información que procesan y del conocimiento que generan, está cediendo ante la emergencia de ambientes de trabajo abiertos basados en la colaboración.

Se acepta que para dotar a una organización de la agilidad y flexibilidad necesaria para afrontar con éxito escenarios de crisis, es factor clave potenciar su capacidad de procesar información para generar conocimiento que es analizado, distribuido y compartido entre múltiples unidades funcionales, grupos de trabajo y equipos asignados a proyectos.

La organización, tradicionalmente considerada como una estructura jerárquica y monolítica que ha sido diseñada para desarrollar con eficiencia y precisión los procesos operacionales inherentes a su razón de ser, ahora requiere para preservar su competitividad en tiempos de incesante cambio, de la gestión transversal y eficiente del conocimiento a través de comunidades de práctica vinculadas por tecnologías de colaboración, como bien corresponde a una cultura de innovación.

5. El tiempo para un estilo de liderazgo descentralizado y distribuido ha llegado:

La nueva organización, ahora conformada como un conjunto de redes interdependientes de colaboradores multidisciplinares motivados por una visión trascendente, requerirá para su éxito que el liderazgo, antes de ser ejercido autocrítica y verticalmente por un puñado de profesionales que asumen una posición de gran visibilidad y responsabilidad dentro de la jerarquía organizacional, sea ahora desarrollado en función de la influencia que cada profesional ejerce acorde a sus competencias, función y radio de acción sobre otros profesionales para administrar, optimizar y alinear recursos en procura de un fin común.

Bajo esta premisa, el liderazgo descentralizado y distribuido toma decisiones, asume riesgos e influye sobre otros profesionales, articulando dinámicas de comunicación asertiva y empática, donde priman criterios de inclusión, equidad y transparencia.

La imagen de un cenáculo de líderes pontificando en torno a las decisiones que habrán de definir el futuro de la organización es ahora inoperante e insuficiente, cuando a través de la delegación, el empoderamiento y el fomento de las relaciones de confianza, cualquier joven profesional tiene acceso a oportunidades para desplegar y mejorar continuamente sus competencias como líder en el ámbito donde trabaja, aprende, influye y decide.

6. La brecha generacional como catalizador del proceso de cambio:

La incorporación paulatina en las organizaciones de profesionales muy jóvenes que han vivido su infancia y su adolescencia disfrutando de una continua y profunda exposición a diversas tecnologías digitales, generará una creciente presión para favorecer la implantación progresiva de ambientes de trabajo virtuales conformados en torno a redes sociales y diversas herramientas de colaboración.

Un liderazgo perspicaz debería ser capaz de armonizar la presión hacia el cambio ejercida por los profesionales más jóvenes, con el conocimiento del negocio que acreditan los profesionales de mayor experiencia, para favorecer el desarrollo de procesos de cambio alineados a la estrategia del negocio, que permitirán que una empresa pueda ser competitiva fomentando una cultura de innovación en la que se gestione el conocimiento con tecnologías 2.0.

Para ello es necesario, que la Alta Dirección aparte de aceptar que el cambio de paradigma que significa el inicio de la Era del Conocimiento es insoslayable e impostergable, modele a través de su compromiso, dedicación y ejemplo las dinámicas necesarias para que grupos de colaboradores de distintos niveles y diferente exposición ante el hecho tecnológico trabajen coordinada y sinérgicamente en favor del proceso de cambio.

7. La organización adopta una creciente orientación hacia el cliente:

A través de las redes sociales nuestros clientes, competidores y colaboradores ya están generando conversaciones e interacciones, a cuya influencia y efectos potenciales hemos de prestar atención, si no deseamos afectar por omisión, nuestro prestigio como marca, y facilitar colateralmente el deterioro de nuestro posicionamiento competitivo.

Las primeras aplicaciones de las redes sociales en el ámbito organizacional están siendo desplegadas a través de la figura del Community Manager, preferentemente, un profesional del área de la Comunicación Social, que acreditando un buen conocimiento de las herramientas 2.0, se hace cargo de gestionar la reputación digital, las conversaciones y el posicionamiento de una empresa consciente en proteger y potenciar su identidad y prestigio, ante sus clientes, socios, colaboradores y otros públicos de interés.

8. Influencia creciente de los colaboradores en la Gestión de Tecnología:

Los tiempos en los que las herramientas de hardware y software eran seleccionadas, implantadas y administradas por la Gerencia de Tecnología de conformidad a estándares corporativos de pretendida confiabilidad, robustez y eficiencia, ahora parecen lejanos, cuando gracias a la proliferación de múltiples dispositivos de hardware de bajo costo, de software amigable e intuitivo, y a la iniciativa de muchos de estos colaboradores de ser activos en redes sociales, son ellos, y no un gerente de Tecnología obsesionado por el control, quienes cada vez tienen más libertad para decidir cuales herramientas de hardware y software prefieren emplear en su trabajo.

Los usos sociales de la Tecnología de Información a lo interno y hacia el exterior de una organización escapan del ámbito de las responsabilidades a cargo de la Dirección de Tecnología, cuando es la Dirección de Recursos Humanos con el decidido apoyo de la Alta Dirección, la instancia que ha de asumir un rol protagónico en la gestión de este proceso transformador, por tratarse de la implantación efectiva de enfoques tecnológicos sociales que tienen un profundo impacto en la forma en la que las personas se comunican, interactúan, influyen, aprenden, deciden y operan en una organización.

9. La gestión de la marca empresarial se complementa con la gestión de la marca personal:

Es un hecho cierto que acceder a un trabajo de por vida es hoy día una expectativa casi imposible de concretar, cuando la incertidumbre creciente y el entorno de cambios acelerados donde las organizaciones operan, compiten y se posicionan, son factores determinantes para justificar una mayor movilidad en profesionales, que ahora se atreven a utilizar las redes sociales y a participar en blogs, para gestionar y potenciar su reputación digital, de manera de acceder con mayores posibilidades de éxito a mejores y más interesantes oportunidades de desarrollo profesional.

Las organizaciones más orientadas a la aplicación de buenas prácticas de Talento están acelerando sus estrategias de gestión de la marca empresarial para atraer, motivar y preservar a los mejores profesionales disponibles en el mercado.

Día a día se tiene una mayor conciencia en la Alta Dirección de que es el profesional talentoso, motivado y comprometido con su organización y no, el capital, ni la maquinaria, ni los activos fijos, ni los clientes, el activo clave para garantizar la competitividad y el éxito a largo plazo de una empresa inmersa en un entorno de acelerada y angustiante transformación.

10. La pertinencia de desarrollar una cultura de Innovación:

Los ejercicios de planificación estratégica que pretenden “controlar el futuro”, aunque aún son necesarios, ya no son suficientes para dotar a la organización de la agilidad, flexibilidad, y sentido de anticipación que hoy día son necesarios para afrontar con éxito las exigentes demandas de ambientes de negocios de gran volatilidad e incertidumbre.

En una cultura de innovación se promueven espacios internos de emprendimiento orientados a la mejora de las prácticas internas, al lanzamiento de nuevos productos y a la generación de líneas alternas de negocios. Los errores inherentes a las actividades internas de emprendimiento son un insumo fundamental para retar constructivamente el orden establecido, aprender de la experiencia, construir una visión apasionante, y generar cambios que se traduzcan en innovación efectiva, y en nuevas y más interesantes fuentes de ingresos para la organización.

En la empresa 2.0, es cada vez más frecuente dedicar parte importante de su presupuesto al desarrollo de emprendimientos internos, bajo la responsabilidad de equipos de trabajo conformados por profesionales talentosos con deseos de aprender, ansias para innovar y animo de desplegar su genuino espíritu emprendedor.

La nueva organización ha de monitorizar permanentemente la dinámica de sus mercados, hablar con sus clientes y escucharlos, desarrollar su gestión de marca como empleador, cuestionar sus prácticas y adecuarlas a la realidad mediante la aplicación de un fuerte soporte digital. Ha de diseminar con transparencia su pensamiento estratégico, haciéndolo accesible a todos sus colaboradores; y no ha de postergar los ajustes necesarios en su arquitectura organizativa, para proponer, diseñar y construir una cultura de innovación, como condición básica para impulsar un proceso de reinvención continua, o de beta permanente característicos de la Empresa 2.0.

Fuente: Talaentia  

Coaching y Mentoring para superar obstáculos desde el nivel directivo


Apoyándome en el Coaching te haré algunas preguntas y asistido por mi experiencia utilizaré el Mentoring para delinearte algunas respuestas, con las cuales desde ya te invito a repensar la forma como actualmente estas dirigiendo tu empresa.

Por 
Jaime España Eraso

Para empezar pregúntate:
¿Qué obstaculiza la puesta en marcha de la estrategia empresarial?

¿Cuáles son los obstáculos en la gestión empresarial?


Y antes de avanzar observa detenidamente esta otra pregunta:
¿Quién gana una carrera de obstáculos?


Algunos responderán, que el más veloz, otros dirán que el primero en iniciar la carrera al escuchar la orden de partida, hoy te invito a pensar en otra opción “Gana el que realmente se preparó para superar los obstáculos”

Surgen entonces otras preguntas:

¿Cuáles son esos obstáculos?

¿Estás viendo todos los obstáculos?

¿Estás dejando de ver algunos obstáculos?

¿Estás preparado para superar tus obstáculos?


Usualmente planteo tener una visión holística de las causas que dan origen a un resultado, pues no es conveniente observar aisladamente una situación, pretendiendo encontrar la causa raizal que de paso a la solución real. Es decir, no puedes solucionar totalmente un problema enfocándote parcialmente en su origen. 

Desde hace más de 12 años utilizo lo que he denominado “Visión 3P” (Personas, Procesos y Políticas) ahora te invito a aproximarte a algunos de los obstáculos que pueden existir en cada una de estas “3P”.

Personas
  • Creencias erradas.
  • Sentimientos encontrados.
  • Relaciones laborales rotas.
  • Muchos creando problemas, pocos aportando soluciones.
  • Perdida de serenidad, alegría y buenas costumbres.


Procesos
  • Complejidad excesiva.
  • Indicadores fuera de contexto.
  • Procedimientos poco entendidos.
  • Superficialidad, facilismo o inmediatez.


Políticas
  • Excesiva esperanza en los procesos con poca confianza en las personas.
  • Desmesurada veneración en las estructuras y poco respeto por las personas.
  • Gran preocupación por los resultados y total despreocupación por quienes los obtienen.
  • Total dedicación en los recursos y poca inversión en las personas.


¿Qué puedes hacer en tu empresa? 
  • No es suficiente crear políticas, no puedes limitarte a optimizar procesos, es vital animar a las personas, su espíritu, su corazón, su liderazgo, su capacidad humana a fin de obtener equipos altamente productivos que trabajen armoniosamente con su lógica, su intelecto y sus emociones.
  • Para elevar los estándares de desempeño es necesario crear políticas que permitan el surgimiento de personas altamente productivas que alcancen autonomía, autogestión, autocontrol y automotivación, que se adhieran a sus procesos, que amen su trabajo, que respeten su entorno, que valoren la diversidad y que colectivamente se apoyen para dar su máximo potencial.
  • Es vital dar vida a políticas que promuevan la unión y un alto nivel de confianza, para que las personas sean como amigos que comparten un objetivo común, sabiendo que en su ambiente laboral pueden surgir desacuerdos procedimentales que entre amigos se podrán resolver y que con cooperación, apoyo y respeto cada día se aprenderá a hacer mejor el trabajo.


Quizá observaste que en cada uno de los tres aspectos planteados he incluido las “3P” ¿Por qué? porque cada una de esas “P” es un holón.

Generalmente me preguntan que es un holón, ahora me detengo a explicarlo de manera puntual: Un holón es algo que siendo un todo, al mismo tiempo forma parte de otro gran todo, es decir, cada holón contiene otros holones, y simultáneamente es contenido por otro u otros holones. Esta teoría holística puede definirse como la búsqueda de soluciones dando atención a todos los componentes y sus relaciones. En otras palabras el holismo enfatiza la importancia del todo, que es más grande que la suma de las partes y que otorga valor a su interdependencia.

Desde hace varios años he planteado que la “meta empresarial” está integrada por 3 holones Personas, Procesos y Políticas, en los que el comportamiento de las personas es resultante de sus experiencias de relación y gestión, de la forma como recibieron o acataron las políticas y también como entendieron o aplicaron los procesos.

Cuando profundizo en estos temas, generalmente escucho de algunos directivos, algo así como ¡Ahora entiendo!
  • Ahora entiendo porque las personas no se interesan por seguir los procesos.
  • Ahora entiendo porque las personas no aceptan con agrado las políticas.
  • Ahora entiendo porque los procesos no satisfacen las políticas.
  • Ahora entiendo nuestra cultura organizacional.
  • Ahora entiendo nuestro clima laboral.
  • Ahora entiendo los resultados que estamos obteniendo.
  • Ahora entiendo


Y luego nos dedicamos a armonizar el triple balance empresarial. (Económico - Ambiental - Social) a identificar los factores claves de éxito para alcanzar la “meta empresarial” y luego avanzar hacia ella.

Si deseas compartir conmigo tus avances o logros en relación con este u otros apasionantes procesos de transformación empresarial puedes contactarme y seguramente podremos construir soluciones acordes con tu entorno y tu realidad.

Fuente: DeGerencia

sábado, 16 de julio de 2011

Beneficios De Un Negocio Propio

Algunos anhelan independizarse por el sólo hecho de no tener que ir a la oficina, cumplir con horarios y recibir órdenes de un jefe. Otros porque tienen el sueño de ganar dinero y lograr grandes cosas a través de su negocio, pero independientemente de que estés en la etapa inicial o aún planificándo.

Algunas buenas razones por las cuales iniciar tu proyecto o alcanzar el sueño de tener una empresa, sigue siendo algo que definitivamente vale la pena.

Puedes obtener ingresos ilimitados: cuando trabajas para tí mismo, nadie decide cuanto ganas. El cheque que recibes depende de tí y sólamente tu eres quién pone los límites de ingresos. Tampoco tienes que esperar meses por un aumento o un ascenso pues si deseas ganar más solamente tienes que planificar nuevas estrategias y servicios en tu negocio y desarrollarlas.

Más tiempo libre: los logros en tu empresa te permitirán disponer de más tiempo libre para compartirlo con tu familia, tus hijos y amigos. Desde luego, trabajar para tí mismo representara una buena dosis de esfuerzo y trabajo, pero recibiras la recompensa deseada en el momento más propicio. Además, tu decidirás cuándo quieres ir de vacaciones y cuánto tiempo. Alguna vez soñaste con estar en Hawai o en Disney, bueno, es sólo cuestión de tiempo, sigue trabajando y pronto lo lograrás.

Viajar: si siempre has soñado con volar por todo el mundo, como es mi sueño, a través de tus negocios lo podras lograr. Desarrollar tu empresa puede llevarte a lugares inimaginados, contactos, negocios, sucursales, etc. Recuerda, estamos en un mundo globalizado y cada día las distancias son más cortas.

Crear empleos y ayudar a otros: desde luego esta es una razón muy importante por la cual vale la pena desarrollar un proyecto de negocios. A través de tu empresa encontrarás las oportunidades de servir a la sociedad y aportar tus conocimientos y recursos para hacer de tu país, un país mejor. Imagínate del otro lado del escritorio, en lugar de buscar empleo, contratarás personas y ayudarás con ello a muchas familias.

Libertad: esta es la última pero no menos importante razón por la cual vale la pena continuar con tu sueño. Ser libre, financieramente, moral y emocionalmente. Libertad siginifica tener el poder de decidir. ¿ Que te gustaría hacer hoy ? ¿ Dónde quisieras estar dentro de un año ? ¿ Qué auto deseas conducir ? ¿ En que casa te gustaría vivir ? Pues bien, tu tienes el poder de decidir.