lunes, 31 de octubre de 2011

Tres reglas para hacer networking en el trabajo

Solemos pensar que hacer networking es conectarse con personas fuera de nuestras organizaciones. Pero hacer networking con colegas internos es igual de vital. He aquí tres reglas prácticas para hacer crecer su red de contactos dentro de la oficina:

Construya hacia fuera, no hacia dentro. No pierda tiempo profundizando conexiones con personas a quienes ya conoce. Póngase en contacto con personas de otros equipos o unidades de negocio.

Busque la diversidad, no el tamaño. En vez de apuntar hacia una red enorme, construya una que sea eficiente. Esto requiere conocer a personas que sean distintas a usted y entre ellas.

Vaya más allá de los rostros familiares. Identifique "centros neurálgicos" en su empresa -personas que hayan trabajado en diversos equipos y proyectos- y pídales que lo conecten con los demás.


Este Tip of the Day fue adaptado de "Six Rules For Networking at Work" por Morten Hansen.

jueves, 27 de octubre de 2011

Cómo tratar con personas difíciles

¿Tienes que tratar a diario con alguna persona difícil?

Ya sea tu jefe, un compañero de trabajo, algún conocido o incluso un familiar, todos hemos tenido que enfrentarnos alguna vez a personas que, con su comportamiento, nos hacen sentir frustradas, irritadas o abrumadas.

En la mayoría de los casos no sabemos cómo tratar con ellos y hacemos lo que quieren, o simplemente les rehuimos, pensando que es la mejor forma de actuar. Las personas problemáticas cuentan con esa respuesta. Saben que con su actitud te desconciertan y te impiden actuar con eficacia, y eso es lo que hay que cambiar: tu respuesta a su actitud. Nada mejor para lograrlo que aprender de las personas que sí saben cómo lidiar con este tipo de personalidades complicadas.

Aunque hay distintos métodos para cada tipo de persona difícil , hay una serie de pasos en común que constituyen la base para salir airoso de un encuentro con una de estas personas (de hecho, estos cinco pasos se pueden aplicar a muchas más situaciones):

1. Analiza la situación (y tu actitud). ¿Es de verdad una persona problemática o es algo temporal debido a una situación particular? Todos nos comportamos de forma problemática en determinadas circunstancias, y eso no quiere decir que seamos personas difíciles. Si lo tomas así te estás complicando la vida tú misma. De hecho, las personas más difíciles de tratar son las que ven siempre a los demás como difíciles. Una persona difícil se comporta de forma difícil continuamente. Si no es así, puede que estés buscando una excusa a tus propios problemas, y en vez de solucionarlos le echas la culpa a los demás. Así que considera si esa persona se ha comportado así en al menos tres situaciones similares, si tu reacción es desproporcionada (quizá estás irritada con esa persona por otra causa o tienes algún prejuicio…), o si se podría solucionar con una simple conversación franca. En todos estos casos no estarías tratando con una persona difícil.

2. No intentes cambiar a la persona. Es muy frecuente querer que las personas cambien y que no se comporten como lo hacen, o que lo hagan como nosotros queremos, pero con eso no vas a arreglar nada. Culpar a otra persona y desear que cambie te hace perder el tiempo y sentirte frustrada porque, ¿sabes qué? No va a cambiar. Así que intenta asumir que esperar que una persona cambie mágicamente no va a suceder.

3. Distánciate de la conducta problemática. Con esto no quiero decir que huyas, sino que dejes a un lado (por difícil que parezca) la irritación, frustración y ganas de cambiar a esa persona y observes la situación fríamente, desde fuera; e incluso que te pongas en su lugar. Esa es la única manera en la que podrás entender las causas de su conducta y las pautas de su comportamiento, y así podrás decidir cómo actuar o responder. De otra forma serás incapaz de planear una estrategia y estarás respondiendo como esa persona espera.

4. Diseña un plan para arreglártelas. Una vez que has comprendido la conducta de la persona difícil es hora de idear una estrategia para salir airosa de la situación. Lo más importante es saber que en tu actitud reside la solución, que eres tú la que tiene que modificar cómo interaccionas. Lo más común es ponerse a la defensiva e incluso contraatacar, pero eso no da buenos resultados. En vez de tomarte a mal su actitud busca alternativas que te permitan salirte con las tuya. Por supuesto, la respuesta dependerá del tipo de persona problemática con la que estés. Por ejemplo con una persona hostil, avasalladora y ofensiva funciona mantenerte en tus trece (que no te vea como débil), darle tiempo a calmarse, conseguir que se siente y evitar los choques frontales. Por otro lado, con una persona que le encuentra fallos a todo y protesta por todo y todos sin hacer nada al respecto sería útil, entre otras cosas, escucharle y no mostrarse de acuerdo ni disculparse. Puedes encontrar toda la información sobre los distintos tipos de personas difíciles en el libro que te mencioné antes.

5. Ponlo en práctica. Por supuesto tienes que elegir el momento oportuno, decidir cuándo tienes el tiempo y energía necesarios (porque los vas a necesitar) y tener en cuenta que la persona no esté pasando por una situación estresante. Puedes practicar antes en tu casa. Después, comprueba la eficacia de tu estrategia y haz modificaciones si es necesario.

lunes, 24 de octubre de 2011

3 Consejos para convertir el estrés en un activo

3 Consejos para convertir el estrés en un activo
El estrés es inevitable, pero no tiene que ser dañino. Cuando se maneja adecuadamente, la tensión puede impactar positivamente en la productividad y el desempeño. He aquí tres cosas que puede hacer para que el estrés funcione para usted: 


Reconozca la preocupación por lo que es. El estrés es un sentimiento, no una señal de disfunción. Cuando empiece a preocuparse, dése cuenta de que es un indicador de que usted se preocupa por algo y no un motivo para entrar en pánico.


Enfóquese en aquello que puede controlar. Demasiadas personas se sienten mal respecto de las cosas que simplemente no pueden cambiar. Recuerde qué cosas puede afectar y cuáles no. 


Cree una red de apoyo. Saber que puede recurrir a alguien puede ser de gran ayuda. Establezca relaciones de modo de tener personas en quienes apoyarse en tiempos de estrés.

Este Tip of the Day fue adaptado de "Turning Stress into an Asset" por Amy Gallo.

viernes, 21 de octubre de 2011

El método del caso: Educación en negocios

El método del caso no consiste únicamente en discutir en clase una situación empresarial. Para que el aprendizaje resulte instructivo, es necesario aplicar una metodología específica...

En los últimos años, el enfoque tradicional de la clase conferenciada ha sido desplazado, en mayor o menor medida, por la incorporación de experiencias prácticas, simulaciones, rol-playing, de modo que los alumnos de negocios puedan experimentar situaciones de la vida real.

Así, mucho se ha discutido sobre la eficacia del "método del caso" como herramienta pedagógica en educación ejecutiva.

En algunas escuelas, como Harvard y el IESE, es la metodología estrella. Otras, sin embargo, reniegan de aplicarla como la base de su sistema de enseñanza.

En el fondo, la discusión metodológica gira en torno a la necesidad de que el estudiante logre no sólo modificar sus APTITUDES sino también sus ACTITUDES para un exitoso desarrollo gerencial.

Así, gracias a su orientación práctica, el método del caso ha ganado popularidad para la formación en temas comerciales, dirección general, recursos humanos, estrategia y decisiones de negocios.

No obstante, existen muchos mitos y confusiones alrededor de esta herramienta pedagógica.

Analizar un caso empresarial en una clase de MBA no significa necesariamente estar aplicando el método del caso. En efecto, para que la experiencia resulte útil, deben seguirse ciertas pautas específicas...

Reglas para la confección de los casos

En primer lugar, el caso debe ser escrito específicamente para utilizarse bajo la metodología del caso, siguiendo ciertas pautas de diseño y redacción.

Un caso es una descripción de una situación real preparada como material de soporte para la discusión en clase, y no como ilustración del manejo eficaz o ineficaz de una situación administrativa.

La situación no debe ser utilizada como una anécdota o como una base de experiencia para ser copiada o extrapolada.

En segundo lugar, el caso debe incluir un dilema a ser resuelto. El texto, que nunca excede las 15 páginas más los anexos, debe servir para que los estudiantes comprendan la situación.

El caso suele estar contextualizado y escrito de modo que permita desarrollar una o varias temáticas específicas de discusión.

Un buen caso va acompañado por una nota de explicación (teaching note) que lo vincula con los conceptos académicos que se pretende transmitir a los alumnos.

El rol del profesor

El provecho que pueda extraerse del análisis de casos depende, en gran medida, del profesor.

El docente debe encaminar y facilitar la discusión, proponer preguntas, exponer y ampliar los razonamientos de los alumnos, hacer de "abogado del diablo" y fomentar el aporte de las experiencias al debate.

El profesor también debe presentar los marcos conceptuales, invitando a los alumnos a utilizarlos para organizar sus conclusiones y crear nuevas formas de aproximación a los problemas.

Sin embargo, el docente no debe pensar por los alumnos ni ayudar a la clase a alcanzar un consenso. En el método del caso, el proceso de pensamiento y la discusión son tan importantes como las conclusiones.

Como cierre del ejercicio, el profesor debe resumir la discusión y presentar las lecciones extraídas. Aquí, debería exponer los contenidos teóricos que, en definitiva, son la base programática y los objetivos pedagógicos de la materia que está dictando.

A condición de seguir con estas pautas, el método del caso resulta práctico y entretenido para aprender técnicas de management.

Entrena a los estudiantes a definir el problema central, a hacer las preguntas apropiadas y entender cuál es realmente el asunto a resolver.

La metodología también permite mejorar las capacidades analíticas del alumno, quien deberá producir evidencia cuali/cuantitativa para sustentar sus recomendaciones.

En definitiva, la clave en la educación moderna de negocios reside en combinar las herramientas más adecuadas en cada situación con el objetivo de preparar al alumno para actuar en un medio dinámico y exigente.

En este marco, el método del caso tiene una gran capacidad de analizar, comprender y valorar situaciones complejas y definir cuál es el problema para una toma efectiva de decisiones en situaciones inciertas.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Los principios básicos de la gestión de la calidad

1. Enfoque al cliente

Las organizaciones dependen de sus clientes y por lo tanto deberían comprender las necesidades actuales y futuras de los clientes, satisfacer los requisitos de los clientes y esforzarse en exceder las expectativas de los clientes.

2. Liderazgo

Los líderes establecen la unidad de propósito y la orientación de la organización. Ellos deberían crear y mantener un ambiente interno, en el cual el personal pueda llegar a involucrarse totalmente en el logro de los objetivos de la organización. 

3. Compromiso del personal

El personal, a todos los niveles, es la esencia de una organización y su total compromiso posibilita que sus habilidades sean usadas para el beneficio de la organización.

4. Enfoque a procesos

Un resultado deseado se alcanza más eficientemente cuando las actividades y los recursos relacionados se gestionan como un proceso.

5. Enfoque a la gestión

Identificar, entender y gestionar los procesos interrelacionados como un sistema, contribuye a la eficacia y eficiencia de una organización en el logro de sus objetivos. 

6. Mejora continua

La mejora continua del desempeño global de la organización debería ser un objetivo permanente de ésta. 

7. Toma de decisiones basada en hechos

Las decisiones eficaces se basan en el análisis de los datos y la información.

8. Relaciones mutuamente beneficiosas con los proveedores

Una organización y sus proveedores son interdependientes, y una relación mutuamente beneficiosa aumenta la capacidad de ambos para crear valor.

martes, 18 de octubre de 2011

¿Cómo animar la compra? Abercrombie & Fitch lo sabe


Abercrombie y los anzuelos para animar la compra

Por: Martí Saballs

La fotografía que acompaña este texto es de la fachada de la macrotienda de Abercrombie & Fitch en 7 Burlington Gardens de Londres, en el barrio de Mayfair. Cuando mi sobrina Mar me pidió que le comprara una camiseta, no tuve más remedio que acceder a sus deseos y entrar por la puerta.

Empieza el show. En la entrada, un chico con el torso desnudo rodeado de chicas que se hacían fotos con él. Semioscuridad, espejos y una decoración que mezcla lo clásico y kitsch. La tienda parece entre una discoteca pija y una película de instituto americano. La ropa, perfectamente dispuesta encima de las mesas y las estanterías. Merodeando por todas las salas, decenas de dependientes.



Ellas no parecen tener más de dieciocho años, disfrazadas de lolitas, con extraminifaldas de cuadros y jerseycitos a tono. Parecen dispuestas tanto a servirte una copa, a bailar contigo o ayudarte a comprar. La música moderna a todo gas parecía dar alas a los clientes. De ambientador, la colonia Fierce atrapaba las glándulas pituitarias. Incluso, al salir de la tienda, el olor no abandona el cuerpo.
Salvo el sentido del gusto –y lo raro es que en este establecimiento, Abercrombie no ofreciera probar algo, a menos que yo no lo viera–, el resto de los sentidos está presente. Es lo que el gurú del márketing Martin Lindstrom describe en una obra imprescindible, Buyology, verdades y mentiras de por qué compramos, sobre el peso de las emociones en las compras.

“La mayoría de nuestras decisiones de compra no son ni remotamente conscientes. Nuestro cerebro toma la decisión y la mayoría de las veces ni siquiera nos damos cuenta de ello”, escribe.  Gracias a los nuevos experimentos científicos con grupos seleccionados de clientes potenciales, con la aplicación de las resonancias magnéticas, el neuromárketing servirá, según Lindstrom, para ayudar a crear, vender y comprar mejor en el futuro.

Por ejemplo, Nokia pudo averiguar que el soniquete de sus móviles, inspirados en El gran vals de Francisco Tàrrega, estaba hartando a sus clientes porque les recordaba una interrupción en un momento importante. También se ha descubierto que aquellas marcas que usan indiscriminadamente imágenes sexuales –una quinta parte de todos los anuncios–, más o menos explícitas, descubren que, en la mayoría de los casos, el supuesto consumidor es incapaz de recordar el nombre del anunciante.

O que las terribles imágenes que se muestran en las cajetillas de tabaco logran el efecto contrario: incitar a fumar más. ¿Sabía que el aroma de vainilla es el preferido para ambientar muchas tiendas en Estados Unidos, ya que es el que más agrada en aquel país?

Lindstrom afirma que en el futuro “todo será de marca porque nuestro cerebro está estructurado para atribuir a las marcas una importancia casi religiosa, lo cual nos lleva a   forjar fidelidades inamovibles.” ¿Exagera? ¿No servirá de nada el cambio de paradigma que vemos en el mundo? Viendo la oleada de compradores que atrae Abercrombie –en Madrid, abre su gran tienda el 3 de noviembre en Marqués de Salamanca–, la marquitis de los nuevos ricos de los países emergentes que salvan el agosto a los vendedores de lujo de paseo de Gràcia y Serrano o a los apasionados de Apple, parece que no es ninguna exageración.

Y es que hasta en los productos de bajo coste hay marcas que enloquecen. ¿O acáso no hay enamorados de volar en Ryanair, de comer una hamburguesa Big Mac o una pizza Tarradellas?
Predecir el futuro del consumo es como tirar una moneda al aire porque se multiplicará el número de consumidores, tanto desde su nivel adquisitivo como educativo y geográfico. Los años de la burbuja nos han debido enseñar que hay que consumir con prudencia, sin gastar más de lo que se ingresa y endeudándonos solamente en aquello absolutamente imprescindible.

Por supuesto que debemos permitirnos algunos pequeños lujos y experiencias; pero la facilidad de caer en las trampas emocionales que las marcas nos seguirán imponiendo seguirán apareciendo en medio del camino. Lindstrom pide, y estoy de acuerdo con él, que hay que “ponerse en guardia” y “no ser esclavos de la misteriosa máquina de nuestro subconsciente” cuando pretendamos consumir. La pugna entre marcas y clientes se prevé apasionante. Por cierto, me gasté en Abercrombie 46,67 libras en la camiseta, cuyo valor real debía ser veinte veces menos. 

Posteado en el blog 610,8 KM = 0KM

lunes, 17 de octubre de 2011

La toma de decisiones basada en hechos

La toma dedecisiones debe estar basada en el análisis de los datos y la información. Para tomar decisiones acertadas es mejor basarse en la frialdad y objetividad de los datos más que en intuiciones, deseos y esperanzas. El sistema de gestión de la calidad debe ayudar a mejorar la calidad de la información obtenida así como las fuentes de información. Con buena información se pueden hacer estudios y análisis de futuro y mejorar los servicios prestados a corto plazo. 

Un “problema” que presentan los datos es su aceptación por parte del personal. Los datos son fríos y basados en hechos reales y, por tanto, son objetivos. No hay que perder el tiempo ni perderse en recriminaciones si los datos son negativos. El personal ha de autoanalizarse con la ayuda del resto del colectivo para intentar mejorar los resultados, conseguir las metas y objetivos marcados por Dirección. Han de señalarse los defectos y poner un pronto remedio sin perjudicar a ningún miembro o proceso de la organización. Los hechos son los hechos y es responsabilidad de todos aceptarlos y ponerles remedio. 

La información es la herramienta o materia prima fundamental en la toma de decisiones de la organización. A mayor calidad de la información, mejor calidad en la toma de decisiones. Se pueden seguir criterios analíticos cuantificables y exactos si se tiene información perfecta. La información vale tanto como el beneficio o ausencia de pérdidas que se obtengan en base a esa información. 

Por lo tanto, este principio aporta los siguientes beneficios: 


Decisiones basadas en la información y el conocimiento.

Debemos conocer nuestra organización y, sobre todo, la opinión de nuestros clientes.

Hay que establecer cauces de comunicación para que esta información pueda ser recogida, analizada, resumida y estructurada.

Aumentar la habilidad para demostrar la efectividad de decisiones tomadas en el pasado mediante referencia a registros basados en los hechos.

La información sobre hechos pasados es muy importante, así como los resultados obtenidos por las estrategias pasadas basadas en esa información. Su objeto es tomar decisiones acertadas en el presente basándose solo en el método y el análisis. 

Aumentar la capacidad para revisar, afrontar y cambiar opiniones y decisiones.

Este modo de proceder aumenta la calidad o acierto de las decisiones, pudiendo identificar a tiempo desviaciones en los objetivos, afrontar cambios no esperados del mercado y aprovechar las oportunidades, o simplemente realizar rectificaciones adecuada e instantáneamente, cuando se presenten, para conseguir cumplir los objetivos del plan estratégico de la organización.

Aplicar este principio conduce a:

Asegurar que los datos e información son suficientemente precisos y fiables.

Con unos datos precisos es posible aplicar métodos de evaluación adecuados, realizar predicciones fiables y tomar las decisiones adecuadas. 

Hacer que los datos sean accesibles para cualquiera que los necesite.

La información ha de estar disponible para quien la requiera y ha de ser fácilmente obtenible. 

La información no tiene connotaciones de ningún tipo. Los resultados y evaluaciones que 
puedan desprenderse de los datos han de aceptarse y asumirse fría y objetivamente: se ahorra tiempo en resolver los problemas y se ahonda en el conocimiento de las necesidades de los procesos de la organización permitiendo  lograr mas fácilmente los objetivos propuestos.
 
Hacer análisis de los datos y la información utilizando métodos válidos.

Ha de emplearse una buena metodología para analizar la información y tomar de decisiones

Tomar decisiones y realizar acciones basadas en el análisis de los hechos, equilibradas con la experiencia y la intuición.

Es primordial, a la hora de tomar decisiones, analizar los hechos fríamente, apoyándose en experiencias pasadas para realizar predicciones y tomar las decisiones mas acertadas.

Las decisiones han de ser tomadas de modo que los datos y experiencias pasadas no han de entrar en contradicción con las futuras decisiones.

viernes, 14 de octubre de 2011

Evita los fallos más comunes en una entrevista de trabajo

Evita los fallos más comunes en una entrevista de trabajo
Conseguir una entrevista de trabajo puede llevar mucho tiempo, pero arruinar una oportunidad laboral tan solo unos minutos, evítalo siguiendo estos consejos:



  1. Llegar tarde: si te retrasas por la razón que sea, contacta con tu entrevistados y adviérteselo.
  2. Distraerte: no dejes que la decoración, algún ruido o la ropa o los gestos del entrevistador te hagan perder la concentración.
  3. Interrumpir al entrevistador. Si tienes algo que decir, espera a que haga una pausa o que termine de hablar.
  4. Sacar conclusiones según escuchas al entrevistador. Céntrate en sus mensajes y ya sacarás conclusiones después.
  5. Tratar de caer bien al entrevistador de forma forzada. Intenta ser natural.
  6. Actitudes negativas. Recuerda sonreír siempre y mostrar interés por el puesto.
  7. No charles de trivialidades con nadie en la sala de espera. Aprovecha ese tiempo para concentrarte.
  8. Ponerte nervioso. Si te han llamado algo habrán visto en ti que les interese.
  9. Mentir, ya que si se trata de un entrevistador con experiencia, en seguida lo notará.
  10. Irte de la entrevista sin preguntar todas las dudas que te hayan surgido. 

miércoles, 12 de octubre de 2011

Como conseguir tus metas

Como conseguir tus metasApuesta por la sencillez

Piensa en grande: mantén un equilibrio entre el gran objetivo final que persigues y la satisfacción de las necesidades básicas diarias de tu trabajo.


Actúa en pequeño: Fomenta el flujo de la información para que tus compañeros conozcan tanto las buenas como las malas noticias. Así, los problemas se podrán solucionar antes.

Promueve la participación

Piensa en grande: El éxito final de la empresa depende de que todo el mundo conozca cómo funciona cada departamento dentro de la misma.


Actúa en pequeño: Fomenta la idea de que la contribución de cada persona tiene un peso en el éxito general de la compañía.

Metas cercanas y horizontes lejanos

Piensa en grande: Convéncete de que los planes a medio plazo (un par de años, por ejemplo) no se cumplirán si no se llevan a cabo sólidas estrategias a diario.


Actúa en pequeño: Piensa que la estrategia no es un destino, sino un "viaje" y que éste puede variar en un momento dado. Trata, por tanto, de ajustar tu estrategia constantemente según las circunstancias.

Abandona lo que no sirve

Piensa en grande: Debes estar preparado para que a largo plazo se produzcan cambios en el mercado que quizás, te hagan modificar tus planteamientos.


Actúa en pequeño: Revisar continuamente tus planteamientos de negocio o de trabajo para asegurarte de que siguen siendo válidos.

Tú también eres el dueño

Piensa en grande: Convéncete de que si el rendimiento de cada trabajador mejora, lo hará también la marcha general de la empresa. Para ello realiza de vez en cuando ejercicios de autoevaluación.

Actúa en pequeño: Propón incentivos para las personas que aportan valor a la organización. Fomenta una filosofía de ayuda recíproca entre compañeros  y de aceptación de los fracasos como forma de mejorar.

lunes, 10 de octubre de 2011

10 frases que nunca debes decir para mantener contentos a tus empleados

10 frases que nunca debes decir  para mantener contentos a tus empleados
1. Si no te gusta tu trabajo, encontraré a otro que le guste

Mientras un buen jefe está consciente de que la labor de un empleado trasciende a la transacción “trabajo-sueldo”, uno malo la restringe al hecho de que la persona obtiene una remuneración económica por lo que hace. Estos supervisores suelen recordarle al subalterno que “tú trabajas para mí” o -peor aún- que si se enferman o muestran desagrado podrán conseguir fácilmente a alguien que los reemplace. En cambio, un verdadero líder logra que el trabajador sienta que su contribución personal es lo más valioso para la empresa.

2. No te pago para pensar

Esta respuesta suele ser usada por los malos jefes en dos tipos de circunstancias: como justificación cuando se le presenta una idea que no les gusta, o cuando notan que su empleado tiene una iniciativa o ingenio que supera el propio, llegando a sentirse amenazado. Un jefe que maneja a su equipo bajo el concepto de “te pago para que hagas lo que ordeno y nada más” pronto tendrá un equipo desmoralizado y hará que sus mejores trabajadores sientan que el empleo les quedó chico para sus capacidades.

3. No quiero verte en Facebook / Twitter / ESPN mientras estés trabajando

Un buen jefe comprende que actualmente el trabajo de un empleado -al menos de los cualificados- hace tiempo trascendió la barrera del horario de trabajo. Un empleado profesional come, sueña y vive su trabajo, recibiendo y contestando correos hasta mucho después de marcar su tarjeta de salida. Por la misma razón, un líder entiende que está bien si toman descansos mentales en medio de su jornada para atender redes sociales, leer noticias o hacer alguna compra en línea. Es más: un empleado con algo de tiempo ocioso durante la jornada tiene más posibilidades de ser creativo y, quién sabe, hasta concebir alguna idea que le permita hacer o ahorrar a la empresa millones de pesos.

4. Lo tendré en consideración

“Lo tendré en consideración” es uno de esos eufemismos que los jefes utilizan pensando que pueden deshacerse diplomáticamente de una solicitud o propuesta, olvidando que todo el mundo sabe lo que significa: “Vete a trabajar y no vuelvas a hablarme hasta que yo te lo pida”. Un jefe que usa esta frase cuando interactúa con sus empleados, les está diciendo implícitamente que no le importa lo que piensen.

5. ¿Quién te dio permiso para hacer eso?

Usualmente, los jefes más preocupados de defender su cargo que de hacer su labor tienden a ser posesivos con sus atribuciones y las imponen incluso al límite de la irracionalidad. Todos conocemos casos en que alguien hizo o propuso algo, sólo para que el jefe lo rechazara y luego lo propusiera él mismo. Nuevamente, un mal hábito que sólo consigue desmoralizar a los trabajadores con más iniciativa del equipo.

6. ¡Deja todo y haz esto AHORA!

Mientras que durante una crisis es comprensible un cambio de planes para atender las urgencias, que ello sea la tónica diaria en el trabajo no lo es. Un buen jefe se asegura de planificar adecuadamente las tareas, en vez de dejarlas esperar hasta que están en su fecha límite. ¿Eres de aquellos empleados que todos los días reciben encargos urgentes “para ayer”? Cuando suceda, recuérdale a tu jefe que no hay problema en tomar un nuevo urgente… pero que eso retrasará el “urgente” del día anterior.

7. No me vengas con problemas: tráeme soluciones

Si bien es valioso animar a los empleados a resolver los problemas por sí mismos, esto no es excusa para que un jefe se niegue a cumplir su labor: ofrecer a sus trabajadores las condiciones adecuadas para realizar sus labores. Un mal jefe usará esta frase como un sinónimo de “Deja de quejarte y haz tu trabajo”, no sólo haciendo sentir al empleado como poco valorado, sino también afectando la productividad de la empresa.

8. Eso es un asunto personal

Una cosa son los asuntos personales de cada empleado. Otra distinta es cuando esos asuntos llegan hasta la oficina y afectan el clima laboral. Si existen malas relaciones entre trabajadores o alguien cometió una imprudencia en su tiempo libre que involucra su trabajo, el deber de un jefe es conversar con él para ayudar a resolver el tema, o incluso tomar medidas más drásticas si se trata de un asunto grave. Adherir al principio del laissez faire en estas circunstancias, es como dejar que dos hermanos se peleen hasta quedar sangrando.

9. Tengo varias críticas sobre ti… y aquí todo el mundo piensa lo mismo

Allí donde los buenos jefes se aseguran de hacer las observaciones pertinentes a sus empleados cuando es necesario, al tiempo que valoran el trabajo bien hecho, los malos jefes traspasan de inmediato sus percepciones -casi siempre negativas- e incluso lo hacen con un toque de maldad: “todo el mundo piensa lo mismo sobre ti”. El resultado de esta política es crear trabajadores desconfiados, que ven en cada compañero de labores a un delator, sólo hasta que se percatan que la estrategia usada con los demás es la misma. Un verdadero líder debe resolver los conflictos de forma regular, y no refugiarse en el supuesto apoyo de los demás para hacer una crítica que debiera tener sustento por sí misma.

10. Deberías sentirte afortunado de tener un trabajo

Sin duda el mayor de los insultos que puede proferir un jefe, no sólo porque implícitamente te considera tan incapaz que califica tu empleo como una obra de caridad, sino también porque incorpora la partícula del miedo permanente al despido.

No dejes que estas u otras frases desmotivadoras te hagan olvidar tus habilidades o tus objetivos personales. Allí donde un jefe no valora tus aportes, existen otros que estarán felices de que te desempeñes junto con ellos.

viernes, 7 de octubre de 2011

¿Que factores hay que contemplar en un análisis DAFO?

Que factores hay que contemplar en un análisis DAFO

Fortalezas Internas

  • Capacidades fundamentales en actividades clave
  • Habilidades y recursos tecnológicos superiores
  • Propiedad de la tecnología principal
  • Mejor capacidad de fabricación
  • Ventajas en costes
  • Acceso a las economías de escala
  • Habilidades para la innovación de productos
  • Buena imagen entre los consumidores
  • Productos (marcas) bien diferenciados y valorados en el mercado
  • Mejores campañas de publicidad
  • Estrategias específicas o funcionales bien ideadas y diseñadas.
  • Capacidad directiva
  • Flexibilidad organizativa
  • Otros.

Debilidades internas

  • No hay dirección estratégica clara
  • Incapacidad financiar los cambios necesarios en la estrategia
  • Falta de algunas habilidades o capacidades clave
  • Atraso en Investigación y Desarrollo
  • Costes unitarios más altos respecto a los competidores directos.
  • Rentabilidad inferior a la media
  • Exceso de problemas operativos internos
  • Instalaciones obsoletas
  • Falta de experiencia y de talento gerencial
  • Otros

Oportunidades externas

  • Entrar en nuevos mercados o segmentos
  • Atender a grupos adicionales de clientes
  • Ampliación de la cartera de productos para satisfacer nuevas necesidades de los clientes
  • Crecimiento rápido del mercado
  • Diversificación de productos relacionados
  • Integración vertical
  • Eliminación de barreras comerciales en los mercados exteriores atractivos
  • Complacencia entre las empresas rivales
  • Otros.

Amenazas Externas

  • Entrada de nuevos competidores
  • Incremento en ventas de productos sustitutivos
  • Crecimiento lento del mercado
  • Cambio en las necesidades y gustos de los consumidores
  • Creciente poder de negociación de clientes y/o proveedores.
  • Cambios adversos en los tipos de cambio y en políticas comerciales de otros países
  • Cambios demográficos adversos
  • Otros

Steve Jobs, 25 frases para recordar


Steve Jobs nos ha regalado frases que hoy se repiten incesantemente en los muros de Facebook y en los 140 caractéres de twitter. Aquí os dejamos 25 frases míticas del creador de Apple, en las que profundiza sobre el diseño, la innovación, la pasión, la competencia y, siempre, de alguna manera, de la vida. Con todos ustedes, Steve Jobs:

Por: ideal.es

1.- "A veces cuando innovas, cometes errores. Es mejor admitirlos rápidamente, y seguir adelante apostando por tus otras innovaciones".
 
2.- "Ser el hombre más rico en el cementerio no me importa... Ir a la cama por la noche diciendo que hemos hecho algo maravilloso... ESO es lo que me importa".
 
3.- "Quiero poner un 'ding' en el universo"
 
4.- "Tenía un valor de un millón de dólares cuando tenía 23, y sobre diez millones cuando tenía 24, y sobre cien millones cuando tenía 25, y nunca fue importante porque nunca lo hice por dinero".
 
5.- "Desafortunadamente, la gente no se está rebelando contra Microsoft. No conocen nada mejor".
 
6.- "El único problema de Microsoft es que no tienen gusto. No tienen ningún gusto. Y no me refiero de algo pequeño, hablo de cosas grandes, en el sentido de que ellos no piensan en ideas originales y no traen demasiada cultura en sus productos".
 
7.- "Mi trabajo no es caer bien a la gente. Mi trabajo es hacerles mejores".
 
8.- "Hemos hecho que los botones luzcan tan bien en la pantalla que querrás lamerlos"
 
9.- "Click. Boom. ¡Asombroso!"
 
10.- "Puedes preguntarle a los clientes qué es lo que quieren y después intentar dárselo. Para cuando lo tengas construído, ellos querrán algo nuevo"
 
11.- "El diseño no es sólo cómo se ve o cómo se siente. El Diseño es cómo funciona".
 
12.- "¿Por qué enrolarse en la armada cuando puedes ser un pirata?"
 
13.- "La innovación distingue entre un líder y un seguidor"
 
14.- "Quiero decir, algunos dicen, 'Oh, Dios, si Jobs fuera atropellado por un autobús, Apple estaría en problemas. Y, sabes qué, creo que no sería una fiesta, pero hay gente realmente capaz en Apple"
 
15.- "Mi trabajo es hacer que todo el equipo ejecutivo sean tan buenos que valgan como sucesores"
 
16.- "No se trata de cultura pop, y no se trata de engañar a la gente, y no se trata de convencer a nadie de que ellos quieren algo que no quieren"
 
17.- "No tenemos la oportunidad de hacer muchas cosas, por lo que cada cosa que hagamos debe ser excelente. Porque esta es nuestra vida".
 
18.- "La vida es corta y luego muerte, ¿lo sabías?"
 
19.- "Soy la única persona que conozco que ha perdido un cuarto de billón de dólares en un año... Es algo que fortalece el carácter".
 
20- "Estoy tan orgulloso de lo que no hacemos como de lo que hacemos"
 
21.- "La calidad es más importante que la cantidad. Un 'home run' es mucho mejor que dos dobles".
 
22.- "Es realmente difícil diseñar productos con grupos de gente. Muchas veces, la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas".
 
23.- "Es raro que veas a un artista en sus 30 o 40 ser capaz de contribuir realmente con algo asombroso"
 
24.- "¿Quieres perder el resto de tu vida vendiendo agua edulcorada o quieres una oportunidad para cambiar el mundo?"
 
25.- .- "Apple tiene grandes atractivos, pero creo que sin la atención apropiada, la compañía podría, podría, podría -estoy buscando la palabra correcto-, podría, podría morir".
 
 

miércoles, 5 de octubre de 2011

¿Eres Pato o Águila tú decides...?


Rodrigo estaba haciendo fila para poder ir al aeropuerto. Cuando un taxista se acercó, lo primero que notó fue que el taxi estaba limpio y brillante. El chofer bien vestido con una camisa blanca, corbata negra y pantalones negros muy bien planchados, el taxista salió del auto dio la vuelta y le abrió la puerta trasera del taxi.  

Le alcanzo un cartón plastificado y le dijo: yo soy Willy, su chofer. Mientras pongo su maleta en el portaequipaje me gustaría que lea mi Misión.
Después de sentarse, Rodrigo leyó la tarjeta: Misión de Willy: "Hacer llegar a mis clientes a su destino final de la manera más rápida, segura y económica posible brindándole un ambiente amigable"
Rodrigo quedo impactado. Especialmente cuando se dio cuenta que el interior del taxi estaba igual que el exterior, ¡¡limpio sin una mancha!!  
Mientras se acomodaba detrás del volante Willy le dijo, "Le gustaría un café? Tengo unos termos con café regular y descafeinado". Rodrigo bromeando le dijo: "No, preferiría un refresco" Willy sonrío y dijo: "No hay problema tengo un hielera con refresco de Cola regular y dietética, agua y jugo de naranja". Casi tartamudeando Rodrigo le dijo: "Tomare la Cola dietética"
Pasándole su bebida, Willy le dijo, "Si desea usted algo para leer, tengo el Reforma, Esto, Novedades  y Selecciones."
Al comenzar el viaje, Willy le paso a Rodrigo otro cartón plastificado, "Estas son las estaciones de radio que tengo y la lista de canciones que tocan, si quiere escuchar la radio"  
Y como si esto no fuera demasiado, Willy le dijo que tenía el aire acondicionado prendido y preguntó si la temperatura estaba bien para él. Luego le avisó cual sería la mejor ruta a su destino a esta hora del día. También le hizo conocer que estaría contento de conversar con él o, si prefería lo dejaría solo en sus meditaciones. ...    
"Dime Willy, -le pregunto asombrado Rodrigo- siempre has atendido a tus clientes así?" 
Willy sonrió a través del espejo retrovisor. "No, no siempre. De hecho solamente los dos últimos dos años. Mis primero cinco años manejando los gaste la mayor parte del tiempo quejándome igual que el resto de los taxistas. Un día escuche en la radio acerca del Dr. Dyer un "Gurú" del desarrollo personal.  El acababa de escribir un libro llamado "Tú lo obtendrás cuando creas en ello". Dyer decía que si tú te levantas en la mañana esperando tener un mal día, seguro que lo tendrás, muy rara vez no se te cumplirá. El decía: Deja de quejarte. Se diferente de tu competencia. No seas un pato. Se un águila. Los patos solo hacen ruido y se quejan, las águilas se elevan por encima del grupo".
"Esto me llego aquí, en medio de los ojos", dijo Willy. "Dyer estaba realmente hablando de mi. Yo estaba todo el tiempo haciendo ruido y quejándome, entonces decidí cambiar mi actitud y ser un águila. Mire alrededor a los otros taxis y sus chóferes. Los taxis estaban sucios, los chóferes no eran amigables y los clientes no estaban contentos. Entonces decidí hacer algunos cambios. Uno a la vez. Cuando mis clientes respondieron bien, hice más cambios". 
"Se nota que los cambios te han pagado", le dijo Rodrigo.   "Si, seguro que sí", le dijo Willy. "Mi primer año de águila duplique mis ingresos con respecto al año anterior. Este año posiblemente lo cuadruplique.
Usted tuvo suerte de tomar mi taxi hoy. Usualmente ya no estoy en la parada de taxis. Mis clientes hacen reservación a través de mi celular o dejan mensajes en mi contestador. Si yo no puedo servirlos consigo un amigo taxista águila confiable para que haga el servicio".
Willy era fenomenal. Estaba haciendo el servicio de una limusina en un taxi normal.
Posiblemente haya contado esta historia a más de cincuenta taxistas, y solamente dos tomaron la idea y la desarrollaron. Cuando voy a sus ciudades, los llamo a ellos. El resto de los taxistas hacen bulla como los patos y me cuentan todas las razones por las que no pueden hacer nada de lo que les sugería.  
Willy el taxista, tomo una diferente alternativa:  
El decidió dejar de hacer ruido y quejarse como los patos y volar por encima del grupo como las águilas.  
No importa si trabajas en una oficina, en mantenimiento, eres maestro, Un servidor público, "político", ejecutivo, empleado o profesionista, ¿Cómo te comportas? ¿Te dedicas a hacer ruido y a quejarte? ¿Te estás elevando por encima de los otros?
Recuerda: ES TÚ DECISIÓN Y CADA VEZ TIENES MENOS TIEMPO PARA TOMARLA práctica los 7 dones : La sabiduría, el entendimiento, la ciencia, el consejo, la piedad, el amor y la fortaleza úsalos para servir a tu comunidad y empieza por tu familia. 
 Que tus problemas sean menos, tus Bendiciones más y que sólo la Felicidad entre por tu puerta.
Atentamente
Un pichón de águila... que pases un feliz día
Entre ser y no ser, Yo soy

¿Para qué sirve el DAFO?

dafo, analisis dafo, dafo en la empresa
Antes de tomar cualquier decisión estratégica, es imprescindible realizar un diagnostico de nuestra empresa. El análisis DAFO es el método más sencillo y eficaz para decidir sobre el futuro.


El análisis DAFO es una técnica imprescindible y eficaz en el diagnóstico de la situación de una empresa, tanto desde le punto de vista interno como externo. Fundamentalmente, esta herramienta sirve para:



  • Identificar nuestros objetivos estratégicos.
  • Como base para un buen marketing y una adecuada y eficaz campaña de publicidad.
  • Identificar las amenazas del entorno a fin de prevenirlas y/o corregirlas.
  • Ver la capacidad de respuesta de la empresa ante una situación determinada.
  • Identificar las fortalezas de la empresa y aprovecharlas.
  • Descubrir nuevas oportunidades de negocio para las que se está  preparando.
  • Identificar las debilidades de la empresa, ser conscientes de ellas e intentar mejorarlas. Por ejemplo, la comunicación y el trabajo en equipo, el ambiente laboral, el proceso productivo, la imagen ante los consumidores, el precio de los productos...
  • Determinar la rentabilidad de montar un negocio, o bien lanzar otro producto, iniciar una campaña, etc.
  • Evitar errores previsibles e inversiones innecesarias.
  • Decidir si es conveniente hacer una alianza estratégica con nuestra competencia para mantener la competitividad.
  • Decidir si se debe reorientar la compañía para buscar mejores oportunidades, aunque se tengan que adquirir o desarrollar determinados puntos fuertes de la empresa.

martes, 4 de octubre de 2011

El fracaso es una oportunidad para aprender...


"Si no has fracasado no te has arriesgado mucho" T.Byers

Este profesor de la Universidad de Stanford cree que el gran secreto y el éxito de los parques tecnológicos es que "la gente se encuentra cómoda con asumir riesgos y fracasar, y nunca se personaliza un error. Se hacen varios intentos y, si no funcionan, se prueba otra cosa".
Su ilusión era ser profesor, y lo consiguió con 40 años cuando empezó a impartir clases en la Universidad de Stanford, en California. Pero hasta entonces, Tom Byers se dedicaba a emprender proyectos, "unas veces con éxito y otras no". Fundó la compañía Symantec, dedicada a software para la seguridad informática, que entró en el mercado en un momento en el que los virus digitales comenzaron a ser importantes.
[foto de la noticia]
Byers prepara a emprendedores en el campo de la tecnología para que trabajen e investiguen en el parque de Silicon Valley, y uno de los conocimientos que más inculca a sus alumnos es que se tomen los errores como una experiencia de aprendizaje, no como algo negativo: "Si no hay fracaso, quizá no te estás arriesgando lo suficiente".

El experto en formación cree que el gran secreto del éxito del parque tecnológico es que "la gente se encuentra cómoda con asumir riesgos y fracasar, y nunca se personaliza un error". Es como los científicos en un laboratorio, que "hacen varios intentos y, si no funcionan, prueban otra cosa". Byers piensa que "si se hace con honor y dignidad, el fracaso es una oportunidad para aprender".

La educación es un factor determinante en la formación de un emprendedor. "Hace 20 años, unos maravillosos héroes de la educación comenzaron a enseñar técnicas de emprendimiento empresarial, y se convirtieron en una parte fundamental de los MBA", afirma Byers. Stanford, Harvard e IE University son buenos ejemplos de centros formativos, según el profesor. Se les enseña cómo comercializar bienes y servicios, a trabajar en equipo y habilidades para comunicarse. "Son elementos que considero importantes". Como es lógico, es más fácil comercializar productos que son necesarios, y "lo que hacen las grandes empresas es buscar analgésicos que resuelvan los problemas de los clientes y que se vendan por sí solos". Con ellos, el márketing es mínimo porque presentan la solución a un problema de un target específico. Byers cuenta que el objetivo es motivar a los emprendedores para que encuentren este tipo de oportunidades y creen las grandes empresas, "que crecen y son buenas para todo".

El profesor de Stanford opina que "algunos emprendedores nacen, pero la mayoría se hacen". Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, es un ejemplo claro de emprendedor que nace, según Byers. "Lo tuvimos en clase y era obvio que tenía algo especial".

El éxito de un estudiante no radica en su trayectoria académica. Byers asegura que "ser un emprendedor no es una profesión, sino una forma de vida, y una mentalidad", y el balance de un empresario debe hacerse a partir de los cinco años de haber iniciado un negocio o de haber entrado en una compañía.

Familia emprendedora

 "En mi familia corre el ADN emprendedor", manifiesta Byers. Todos están involucrados en el sector empresarial. Uno de sus hermanos es analista de capital riesgo, y ha trabajado para Amazon y Google, y el otro es "su héroe, un gran emprendedor".

Byers siente su profesión "muy importante y satisfactoria", y su reto es compaginarla con su vida privada. "Cuando te gusta tanto tu trabajo, lo difícil es detenerte y desconectar".

Entrevista a Tom Byers por Lola Talavera, Emprendedores, Directivos
Dibujo. Santy

lunes, 3 de octubre de 2011

No renuncies a las oportunidades, aprende Inglés

No es ninguna novedad decir que en la mayoría de las pymes españolas no se habla inglés. Tampoco los autónomos. Los trabajadores españoles nunca han destacado por su nivel de inglés y tampoco parece que haya nada que vaya a hacer que cambien las cifras actuales sobre el uso de idiomas en el trabajo.

Según el Barómetro de Febrero de 2010, del Centro de Investigaciones Sociológicas, sólo un 23% de personas dicen dominar el inglés en nuestro país. Aunque el estudio tenga año y medio, no parece que esta situación haya cambiado, ni tampoco que lo vaya a hacer en el futuro más inmediato, dado que no hay nada que motive a la gente a mejorar el conocimiento de esta lengua. Además, el térmno “dominan”, habría que verlo… porque una cosa es lo que pone en el CV y otra bien distinta es saber utilizarlo al 100% o casi.


El inglés en los programas educativos españoles

Es incomprensible que en España nunca se haya apostado de verdad por el idioma de Shakespeare, quedándose el esfuerzo en una asignatura y poco más en la mayoría de centros educativos. En la Universidad pública, salvo excepciones contadas con los dedos, se pasa de largo y ni se tiene en cuenta el idioma. En la privada hay algunas que exigen un alto nivel de inglés a sus alumnos e imparten asignaturas en inglés.

De esta manera, la empresa española queda desabastecida de profesionales con capacidad real de leer, escribir y hablar inglés. No se forma a los trabajadores del futuro para que puedan desarrollar su trabajo en otro idioma, con empresas de cualquier país.

Las oportunidades perdidas

El principal problema de desconocer el idioma inglés en los negocios españoles son las oportunidades que se pierden y se van quedando por el camino. En una época de vacas flacas, como es la actual en España, la internacionalización es una de las vías que tenemos las pymes y autónomos españoles para salir del atolladero y tratar de abrir nuevas vías de negocio.

La búsqueda de proveedores internacionales es otra vía que queda cerrada si uno no sabe expresarse en inglés. Se puede buscar la información, se puede enviar algún email pidiendo datos y ofertas, pero si no se sabe inglés… ¿En qué condiciones se va a negociar un contrato con un proveedor extranjero?

El acceso a herramientas y software es también otro de los apartados en los que uno se puede quedar fuera si no domina el inglés, pudiendo perder importantes ventajas competitivas. El mercado del software en castellano es grande, pero más aún lo es el del software en inglés. Las nuevas versiones llegan antes en la lengua inglesa que en castellano, algunas ni siquiera se traducen ¿Nos vamos a perder una buena herramienta por no saber inglés?

Por último, destacar que si uno no sabe inglés, existe una gran difucultad en el acceso a información relevante, pudiendo quedar fuera de interesantes oportunidades de negocio simplemente por no comprender un texto redactado en inglés o no tener entre las fuentes de consulta habituales (diarios, blogs,…) ninguna en la lengua británica.

Conclusiones

En algún momento esta situación debe cambiar y españa debe mirar hacia otro horizonte con respecto al idioma inglés. Hacen falta profesionales formados capaces de desarrollar su labor en una lengua que es universal y que el la realidad vemos que sirve para que personas de distintas nacionalidades se comuniquen.

Los 10 factores claves del éxito de Steve Jobs



Por: Carlos manuel Sanchéz
Para Jobs, multimillonario desde los 25 y con una fortuna estimada en 5500 millones de dólares, el dinero nunca ha sido una motivación. Dormía en un colchón tirado en el suelo en una mansión que no amuebló. Llegó a trabajar en Apple por un salario anual de un dólar (aunque sus acciones le reportaban 44 millones). Éstos son los 10 mandamientos de su éxito, ahora que se ha retirado.

1.Mantener equipos de trabajo reducidos

En los inicios de Macintosh, la plantilla de empleados era de cien personas, ni una más ni una menos. Si era necesario contratar a un nuevo empleado, antes se despedía a otra persona, para que el número siguiera siendo el mismo exacto. Jobs estaba convencido de que tan solo podía acordarse de los nombres de pila de cien personas.


2. Usar la zanahoria antes que el palo

Jobs a veces puede dar miedo, pero su carisma personal es lo que de verdad motiva a sus empleados. Su entusiasmo contagioso fue la razón por la que el personal que diseñó el primer Mac se pasó tres años seguidos trabajando 90 horas a la semana, lo que redundó en un ordenador «demencialmente bueno».


3. Crear prototipos de todas las cosas

Todo cuanto Jobs saca al mercado viene precedido por una exhaustiva sucesión de prototipos: el hardware, el software, las mismas tiendas de Apple... Los diseñadores y arquitectos se pasaron un año entero construyendo en secreto el prototipo de la tienda ideal en el interior de un hangar situado cerca de la sede de Apple. Jobs, al final, desechó su propuesta y ordenó que volvieran a empezar de cero.


4. Guardar los secretos

En Apple, nadie habla. Todas las labores se ejecutan de forma compartimentada, para que nadie sepa más de lo que es estrictamente necesario. Este secretismo provoca que exista un interés entusiasta por sus sorprendentes presentaciones de producto, lo que a su vez permite acaparar los titulares de los periódicos.


5. Abstenerse de realizar estudios de mercado

Es famosa la frase de Jobs: «La gente no sabe lo que quiere hasta que uno se lo muestra». Él mismo se encarga de realizar sus personales estudios de mercado: se lleva los prototipos a casa y los pone a prueba durante meses seguidos.


6. Investigar de forma permanente

A la hora de diseñar los folletos comerciales de Apple, Jobs estudió en detalle el uso que Sony hacía de los tipos de letra, la maquetación y el papel con un peso determinado. Cuando llegó el momento de diseñar la caja de cartón para el primer Mac, estuvo paseando por el aparcamiento de Apple fijándose con atención en las carrocerías de los automóviles alemanes e italianos.


7. Tomar decisiones sin vuelta atrás

Jobs está tan orgulloso de los productos que ha descartado como de los que ha lanzado al mercado. Durante un tiempo trabajó con ahínco en el desarrollo de una clon del Palm Pilot, proyecto que acabó por cancelar cuando comprendió que los teléfonos móviles iban a imponerse a los ordenadores de bolsillo. Esto permitió a sus empleados disponer de tiempo para desarrollar el iPod.


8. Buscar la perfección

Jobs presta meticulosa atención al detalle. La víspera del lanzamiento del primer iPod, los empleados del staff se pasaron la noche entera sustituyendo las clavijas de los auriculares porque Jobs  consideraba que no hacían clic de la forma precisa y deseable.


9. Fichar a los mejores

Esa es siempre su consigna. Por eso contrató al arquitecto I. M. Pei para que diseñara el logotipo de
NeXT y reclutó a Mickey Drexler, de Gap, para que formara parte del consejo de administración de Apple con vistas al lanzamiento de la cadena de tiendas de la compañía.


10. Simplificar

La filosofía del diseño que tiene Jobs se basa en la constante simplificación. En su momento ordenó a los diseñadores del iPod que eliminaran todos los botones y las teclas de los primeros prototipos. Los diseñadores se quejaron, pero luego crearon la tan icónica función de desplazamiento.

Sigue leyendo sobre La (verdadera) vida del fundador de Apple en el XL Semanal