lunes, 16 de enero de 2012

Los Mitos que envuelven a los emprendedores


En España, la falta de población emprendedora dispuesta a lanzar propuestas innovadoras y competitivas al mercado se debe en gran parte, a nuestros miedos y complejos a fracasar.

Los mitos acerca del mundo laboral, la falta de información y un uso inadecuado de internet de todos sus recursos favorecen este descenso tan acusado, encontrándonos entre seis países menos emprendedores.

Cuando asesoro a personas paradas y les planteo la posibilidad de iniciar un negocio por su cuenta, normalmente encuentro respuestas de miedo y cautela, sólo considerando la posibilidad de trabajar para otros o para el estado. Y cuando les respondo por los motivos, suelen respaldarse en la crisis económica, la falta de preparación o la “convicción” de que sus negocios serán improductivos. 

Es curioso comprobar los mitos que envuelven al mundo empresarial, se suelen calificar a los emprendedores como “jugadores”, “solitarios” y “manipuladores”, mientras que la única forma de negocio se encuentra en alquilar un local y exponer al público tus productos.

¿Qué errores encontramos? Pues que no hace falta nacer emprendedor, ni tener una idea brillante, ni poseer un local físico. Sólo es necesario las ganas, ser proactivo (es decir, empezar por buscar tú las oportunidades en lugar de que ellas vengan a ti) y utilizar todos los recursos a tu alcance.

Para poner un ejemplo, unos amigos ingenieros decidieron unirse para desarrollar una máquina que mejorase la vida de aquellos que hayan sufrido un desprendimiento de retina (que uno de ellos había pasado previamente). Tras trabajo y muchas ganas desarrollaron el producto y hospital tras hospital, mostraban su producto para que los médicos lo ofreciesen a sus pacientes, a la vez que utilizan los recursos que les ofrece la red para aumentar las ventas, sin necesidad de invertir en un local físico.

Éste es uno de los muchos ejemplos que rompen con todas aquellas creencias en contra de los emprendedores: se hicieron a base de mucho esfuerzo, aprendieron cómo funcionaba el mundo empresarial paso a paso, y se mantuvieron en todo momento activos en contacto con los posibles clientes potenciales ¿el resultado? Una fuente de ingresos eficaz y productivo.

Debemos quitarnos las vendas del miedo y enfrentarnos a nuevos horizontes, ya que ésa es y será la llave de gran parte de la productividad y del crecimiento económico en estos momentos de crisis, además de suponer un importante estímulo psíquico para enfrentarnos a la difícil situación en la que nos encontramos. En definitiva: ¡sólo mejoraremos si actuamos como un ejemplo, animando a otras personas a emprender!



...Y si queréis comprobar por vosotros mismos los que es un grupo emprendedor, aquí os dejo su página web: http://apvisual.es/

Mónica Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario