lunes, 27 de agosto de 2012

El cerebro de los triunfadores

Ayer encontré en la librería Gandhi de Cuernavaca El cerebro del triunfador. 8 estrategias de las grandes mentes para alcanzar el éxito, de Jeff Brown y Mark Fenske, con Liz Neporent. El Dr. Brown es psicólogo cognitivo-conductual y catedrático de la Harvard Medical School; el Dr. Fenske es neurocientífico e imparte clases en la misma facultad. Liz Neporent es una neoyorkina autora de varios bestsellers. Publicado en 2010 por Harvard University Press, acaba de aparecer en castellano.
 Por: Juan Carlos Cubeiro

El libro parte de una serie de premisas:
 “El cerebro de los triunfadores se adapta de forma excepcional con el paso del tiempo, valiéndose de un proceso conocido como neuroplasticidad”
La definición que emplean de triunfador/a es “una persona con éxito extraordinario en los aspectos de la vida que más valora”.
Los triunfadores “disfrutan del trayecto hacia sus metas tanto como del destino mismo”.
Se echa por tierra “el mito de que todos los triunfadores nacen deliberadamente dotados para el éxito, de que se nace o no con un cerebro óptimo”.
Todos los triunfadores “dan muestra de un uso estratégico y proactivo de su capacidad intelectual; descubren y utilizan la adaptabilidad de su cerebro, en vez de dejarla al azar o de esperar a que las circunstancias ideales se presenten por sí solas”. Citando al poeta latino, “pueden porque creen que pueden”.
Naturaleza y educación (Nature/nurture, en inglés) trabajan juntas. “una de las leyes fundamentales de las neurociencias es que este órgano (el cerebro) conserva su capacidad de cambio hasta el momento de su muerte”.
“El pensamiento fértil se elabora lentamente en el cerebro. Ya no es un soñador, es un creador” (Auguste Rodin).

Después presenta un breve recorrido por el cerebro: Corteza cerebral (reflexión, control), con sus cuatro lóbulos: occipital (vista), temporal (oído, lenguaje, memoria, reconocimiento), parietal (tacto, temperatura, atención) y frontal (procesamiento motor, memoria operativa); cuerpo calloso, que une los hemisferios izquierdo y derecho; corteza prefrontal (multitareas mentales), Corteza cingulada anterior (conflictos por resolver), Ínsula (aversión física y psicológica), Amígdala (emociones), Hipocampo (formación de recuerdos a largo plazo, dirección espacial, memoria) y ganglios basales (motivación).
Tras repasar la historia de las neurociencias, se centra en las “cinco herramientas de capacidad intelectual”, que son:
1. Radar de oportunidades: Buscar soluciones, opciones, nuevas formas de atacar los problemas.
2. Indicador de riesgo óptimo: Salir de la zona de confort, prudencia + audacia, no arrepentirse de las decisiones.
3. Láser de metas: Contar con sueños y convertirlos en metas, concentración, perseverancia.
4. Acelerador de esfuerzos: Compromiso, dedicación, superación de obstáculos.
5. Medidor de talento: Una idea clara de para qué la persona es buena y para qué no, potencial, análisis de para qué no vale.

A partir de estas cinco herramientas, los autores destacan 8 “factores de triunfo” (estrategias para que aprovechar las herramientas”, que son:
A.   Autoconsciencia. “Una armonizada consciencia de ti mismo te ayudará a conocerte mejor, saber cómo te relacionas con el resto del mundo y cómo el resto del mundo se relaciona conmigo”. Actúa sobre el acelerador de talento y el acelerador de esfuerzos. Tiene que ver con las “neuronas espejo” (descubierta por Giacomo Rizzolatti, U de Parma) y con las investigaciones de análisis de datos de electroencefalografía (EEG) de Phillipe Schyns (U de Glasgow): el cerebro requiere de menos de 200 milésimas de segundo para obtener de una expresión facial la información que necesita. Para desarrollar la consciencia, practicar yoga, meditación, etc. El 25% de los estudiantes con calificaciones más bajas pensaban que habían superado a la mayoría de sus compañeros (David Dunning y Justin Kruger, U de Cornell, 2007).

lunes, 20 de agosto de 2012

Herramientas Online para Buscar Empleo y Empleados


El empleo es una de las esferas más importantes de nuestra vida, no solo porque es la principal fuente de sustento, sino también porque a través del mismo se puede encontrar una forma de realización personal.

Por: Liliana Costa

Debido a esto, lo ideal no es solo encontrar un trabajo con un buen sueldo, sino también con unas buenas condiciones laborales y que consista en una actividad que nos apasione. Debido a esto, no cabe duda que encontrar un buen trabajo afecta notablemente al conjunto de nuestra vida.

Afortunadamente, hoy en día existen muchas herramientas online que nos ayudan a encontrar de forma más sencilla un trabajo que se adapte a nuestra formación, necesidades y gustos.

Internet es la principal fuente actual de búsqueda de empleo, ya que la red existen infinidad de páginas donde encontrar ofertas de empleo que se adapten a tu curriculum. Sin duda, Internet ha supuesto la última gran revolución del mundo laboral, tanto en como realizar el trabajo como en encontrarlo.

Sin embargo, pocas veces se estudia el funcionamiento de la búsqueda de empleo en Internet desde el otro punto de vista, desde la óptica del empresario. La contratación de un empleado es igual de importante para una empresa, ya que realizará una importante inversión en capital que espera que se traduzca en un rendimiento y crecimiento mayores.

Por lo que si somos empresarios en búsqueda de buenos trabajadores, nos podemos encontrar algo perdidos en Internet, donde no abundan las guías y consejos sobre contratación.

Esto no debería preocupar a los empresarios, ya que solo hace falta conocer las diversas herramientas que Internet ofrece para encontrar empleados. Aunque lo recomendable sería dominar todas las opciones, será suficiente con conocerlas todas y elegir la que mejor se adapte a las posibilidades de la empresa.

Anuncios clasificados. Si nuestra empresa es pequeña o mediana y de ámbito local, la mejor opción para encontrar nuevos empleados es recurrir a las páginas de anuncios gratis. En dichas páginas, podremos colocar un anuncio sencillo de forma parecida a como funcionan las páginas de anuncios clasificados de los periódicos. Las páginas de anuncios en Internet se han convertido en la principal forma de vender productos, ofertar servicios o buscar trabajadores, quizás por lo simple y económico de su concepto.

Anuncios en webs del sector. Un paso más allá, recomendado si nuestra empresa trabaja en un sector empresarial concreto, es publicar las ofertas de empleo en páginas dedicadas especificamente a nuestra parcela profesional. Si por ejemplo somos una empresa de mecánica y queremos contratar a un mecánico especializado en motocicletas, podemos publicar nuestra oferta de empleo en páginas dedicadas al mundo del motociclismo. ES posible incluso llegar a un acuerdo con los responsables de la página para que nuestra oferta laboral no aparezca como un anuncio, sino como una noticia o un reportaje, con lo que ganaremos visibilidad.

Bolsas de trabajo. En Internet existen muchos portales dedicados al mundo del empleo donde los trabajadores y las empresas pueden buscar empleo o empleados. Estas páginas funcionan como enormes bolsas de trabajo donde los trabajadores suben su currículo y las empresas sus ofertas, para que después todos puedan navegar buscando lo que mejor se adapte a sus necesidades. La principal ventaja de esta opción a la hora de buscar empleados es que permite seleccionar de forma más exacta, buscando por ejemplo demandantes de empleo que hablen chino o que tengan licencia para pilotar avionetas.

Comunicación propia. La empresa también puede interesarse en generar su propia comunicación, obviando a los intermediarios. Para ello, lo ideal es que la compañía mantenga un blog corporativo donde pueda publicar noticias o reportajes sobre la empresa y promocionar sus servicios u ofertas de empleo. Esta opción es parecida a las revistas que publican algunas grandes empresas, aunque aquí contamos con la ventaja de que los gastos son muy inferiores y la distribución prácticamente global, además de tener la posibilidad de actualizar la información en tiempo real.

Perfiles en redes sociales. La última gran revolución en la red está protagonizada por las redes sociales, donde se mezcla el intercambio de información y la promoción directa, ya que se permite tanto la comunicación más directa y personal como la difusión más masiva. Un empresario puede percibir a las redes sociales tipo Facebook o Twitter como un nuevo lugar donde limitarse a colocar publicidad, pero así estaría desaprovechando las opciones de comunicación directa con sus clientes y el grueso de la sociedad. Un buen perfil en una red social puede permitir a una empresa tanto realizar comunicación empresarial como difundir sus ofertas de empleo.

Así pues, las herramientas online descritas arriba nos pueden ayudar a lanzar anzuelos a la espera del trabajador ideal, aunque puede que el empleado perfecto, por simple azar, no llegue a leer nunca nuestra oferta laboral.

Para solucionar lo anterior, no está de más buscar directamente talento en la red, visitando foros y blogs dedicados a nuestra parcela comercial, ya que en los mismos podemos encontrar a un aspirante con talento susceptible de engrosar las filas de nuestra compañía.

jueves, 16 de agosto de 2012

¿A quién le echas la culpa de tus problemas?


Que la culpa la tiene el marido, la ex pareja, la madre, el perro, la vecina, el clima, el gobierno. Todo alrededor nuestro parece impedirnos ser felices. Eso dicho vulgarmente es la víctima mental. Primero reconozcan ustedes si están así, reconozcan si son quejosos.

Tanto tiempo le han entregado a los demás la responsabilidad de su vida. Cada vez que uno dice: -”¿cómo quieres que sea feliz con la familia que tengo?” “¿cómo quieres que sea feliz si Dios está en mi contra?” “Y ahora en el 2012 se viene el fin del mundo”.

Siempre va a haber un motivo para la infelicidad mental. Hasta que no entendamos intelectualmente esto y seamos los divinos y heroicos dueños de nuestra historia seguirá la víctima permanente.

Si la víctima, sólo quedara, en la queja verbal no sería grave, pero la energía de la víctima atrae victimarios permanentes en nuestra vida. Uno es un imán energético que emana una cierta frecuencia y esa frecuencia atrae vibratoriamente gente en una cuerda igual. Entonces aquel que está demandando con su carencia, lo único que encuentra es gente igualmente prisionera que te presiona, que te domina, gente que abusa, ni siquiera adrede, es su mecanismo de comunicación. Al ser victimas nos transformamos en discapacitados emocionales. Necesitamos que el otro llene el hueco de lo que no podemos proveer desde adentro. Se nos va la vida esperando que el otro nos ame. Somos mendigos emocionales.

El desapego se produce cuando ya no nos aferramos a la necesidad física de la aparición del otro en nuestra vida para sentirnos felices, somos felices porque estamos vivos en el planeta.

Así vamos a atraer a nuestra vida a gente que vibre en esa misma frecuencia de libertad. Todas las relaciones que tuvimos hasta este momento son las relaciones que merecimos tener. Es lo que escribimos y decretamos claramente, según las asignaturas pendientes en este paso por el planeta tierra. Experimentamos lo que habíamos generado, el abuso, la compasión, el amor, la carencia. Nos fabricamos los maestros perfectos para pasar por las experiencias que nos hacen falta para evolucionar. Toda relación que tenemos en nuestra vida, es la relación que hemos atraído en forma perfecta, aunque esa perfección, a la mente le parezca horrenda. Así que no más víctima, cambiemos la frecuencia vibratoria que emanamos si queremos que mejoren nuestras relaciones.

El futuro depende de lo que en este momento hagamos.

lunes, 13 de agosto de 2012

Los mejores métodos para alcanzar tus grandes deseos

Todas las personas tienen cientos, incluso miles de deseos que van desde los más pequeños, tales como dormir simplemente un poco más en la mañana, hasta grandes deseos como ganar muchísimo dinero y tener la vida de sus sueños.

Hay deseos que nos vienen a la mente de forma diaria, deseos que no te das cuenta que se cumplen automáticamente. Estos deseos incluyen comer, beber e incluso respirar aire. Ni siquiera piensas en ello, simplemente cumples estos deseos porque ellos son necesarios. Hay otros tipos de deseos que si son notables y que aún siguen siendo fáciles de cumplir. Puedes querer muchos deseos que son relativamente fáciles de lograr si se toman medidas al respecto. Los deseos a este nivel puede incluir por ejemplo, pedirle una cita a esa persona especial por primera vez o conseguir el trabajo que deseas. Estos deseos requieren un poco de esfuerzo para lograr consumarlos.

Los grandes deseos que tú tienes, también conocidos como “sueños” no son tan fáciles de conseguir. De hecho, estos deseos son vistos por la mayoría de la gente como casi imposibles de cumplir. La razón por la cual parecen como deseos imposibles, es porque el esfuerzo a realizar para alcanzarlos es muy grande además de no haber garantía de que se cumplirán aun poniendo todo nuestro empeño en ellos.

El problema no está en los grandes deseos que crees que son imposibles de cumplir, el problema es que no tienes una mentalidad adecuada.

Esto es causado por muchos factores. Hay algunas cosas que puedes hacer para cambiar tu forma de pensar en otra, lo cual te permitirá no sólo a creer que estos deseos son alcanzables, sino que además tendrás métodos para iniciar el proceso de atraer estos deseos hacia ti y convertirlos en realidad

1. Convierte en una persona positiva

Ser positivo es absolutamente esencial. No voy a describir cómo convertirte en una persona más positiva.. Simplemente debes saber que si tienes la negatividad inculcada en tu mente, nunca serás capaz de convertir tu deseo o sueño más grande en algo alcanzable y mucho menos en una realidad. Para un mejor entendimiento de este aspecto, te recomiendo que leas el siguiente artículo: El poder de la actitud positiva.

2. Rodéate a ti mismo con personas de ideas afines

Si deseas convertir tus sueños en realidad, debes tener ayuda. Los grandes deseos requieren un mayor esfuerzo para alcanzarlos y son difíciles de hacerlo por ti mismo. Necesitas comenzar a rodearte con personas en tu vida que tienen los mismos deseos. Personas de ideas afines, que sean positivas, que estén orientadas a objetivos y créeme que tus sueños podrán hacerse realidad.

3. Ponte a ti mismo en un entorno adecuado

Tan importante como la gente con la cual te rodeas, es el entorno alrededor tuyo. Esto significa que si tu deseo es ser escritor y ganarte la vida escribiendo en blogs, entonces necesitas aprender todo lo posible acerca de los blogs, la forma de conseguir tráfico para tu sitio web, cómo escribir o redactar mejor, cómo trabajar en internet con otros bloggers y así sucesivamente. Lo mismo ocurre si deseas abrir tu propio negocio y convertirte en millonario. Tienes que aprender todo lo que puedas sobre el nicho de negocio al cual deseas entrar y rodearte de gente relacionada al área.

Las razones de rodearte de un medio ambiente adecuado, no es tan sólo para aprender, ni para crear tu red de contactos, sino para ayudarte a mantener tu deseo cada vez más vivo. Si no mantienes un fuerte deseo seguramente fracasarás. Esto me lleva al siguiente método.

4. Mantén el compromiso y la pasión

El compromiso y la pasión son dos de los aspectos más importantes que separan a las personas que van a conseguir sus mayores deseos de aquellos que no lo harán. ¿Qué vas a hacer cuando choques contra un obstáculo o los pensamientos negativos comiencen a golpearte a lo largo de tu viaje? Esto sucederá en algún momento del camino. Necesitas tener compromiso para seguir luchando en tiempos difíciles y pasión por tu deseo para poder mantenerlo vivo.

5. Usa “La Fuerza”

Bromas aparte, una vez que empieces a creer y a tomar las medidas adecuadas para conseguir tus deseos, el universo, la conciencia superior, el creador, Dios, lo que quieras llamarlo, va a empezar a atraer tus deseos hacia ti. La clave es creer que tu deseo se hará realidad, mantener el deseo en tus pensamientos en todo momento y verte a ti mismo viviendo el sueño cumplido.

lunes, 6 de agosto de 2012

3 personalidades que no debes contratar

Descubre qué tipo de personas debes evitar integrar a tu equipo y cómo identificarlas desde la primera entrevista de trabajo.

En el momento de buscar colaboradores y personal para tu empresa, debes evitar estos tres tipos de personalidad en el momento de contratar. Te decimos cómo identificarlos desde la entrevista de trabajo y evitar que afecten tu negocio:

1. El narcisista

Uno de los tipos de personalidad más peligrosos en un lugar de trabajo es el narcisista. Es fácil cometer el error de contratar a alguien con narcisismo, debido a que por lo general son carismáticos e irradian seguridad en sí mismos. Sin embargo, los narcisistas tienden a manipular a los demás en la oficina, suelen ser irresponsables y se niegan a aprender de los errores.

De hecho, tienen algunas características parecidas a los psicópatas, según Robert Hagan, presidente de una firma de valoración de la personalidad en Oklahoma, Estados Unidos. “El problema es que un narcisista tendrá un buen desempeño en la entrevista. Pueden llevarse bien con quien sea. Pero en realidad todo se trata de ellos mismos”.  

Cómo identificarlo: Un narcisista tiene un aire arrogante, así es que debes fijarte en el lenguaje corporal del candidato para descubrir cualquier señal de fanfarronería. Cuando le preguntes acerca de su experiencia trabajando en equipo, ¿se enfocan únicamente en sí mismos o hace alguna observación de desprecio hacia un miembro del equipo? Ésas son señales de peligro que puedes advertir cuando entrevistas a un narcisista.

2. El holgazán

Mientras que el comportamiento de este individuo es mucho más pasivo que el de un narcisista, es esta misma pasividad la que te volverá loco a ti y a tus empleados. La gente que es excesivamente floja cuando se trata de trabajar en equipo puede ser igual de dañina que la narcisista. Este tipo de personalidad es particularmente problemática en un negocio pequeño donde cada individuo cuenta.

Los holgazanes generalmente dejan que los demás hagan su trabajo por ellos y toman una actitud agresiva-pasiva en la oficina. Este comportamiento creará resentimiento en los demás que sienten que tienen que cargar más peso. “Es un golpe a la moral”. “Es extremadamente importante que la gente perciba que todos están haciendo su parte”.

Cómo identificarlo: Necesitas valorar el nivel de energía del candidato durante la entrevista. Para tener una noción de cuánta energía tiene una persona, presta atención no sólo a lo que dice, sino también a cómo lo dice. Es recomendable llevarse al prospecto a por una taza de café en plena entrevista. Es una forma sutil para observar sus movimientos y ver si puede seguir tu paso.

3. El súper emocional

Mientras la mayoría de la gente puede controlar sus emociones durante una entrevista laboral, puede que esté conteniendo sentimientos agresivos, dice el psicólogo Michael Mercer. “Pueden actuar encantadores, aun siendo unos monstruos”, afirma. Las personas demasiado emocionales son reticentes a seguir las reglas, pesimistas y majaderos.

Éste es el tipo de empleado que golpea las puertas y se queja constantemente. El resto del personal sentirá que debe andar en puntitas alrededor de él, y esta negatividad explosiva puede ser contagiosa.

Cómo identificarlo: Incluso los candidatos muy emocionales evitarán quejarse durante las entrevistas. Pregúntale por qué no le gustaban su trabajo y jefe anteriores, y probablemente recibirás una respuesta ensayada. Pero si lo presionas pidiéndole dos ejemplos y lo retas a que sea más específico, harás que respondan espontáneamente. Fíjate en su reacción: ¿Se puso malhumorado cuando lo retaste o se enfocó únicamente en asuntos negativos? Ahí está tu señal.    

viernes, 3 de agosto de 2012

3 Pasos para transformar tu idea inicial en un verdadero Proyecto

Primer paso: oportunidad

¿La idea es realmente una oportunidad? ¿Existe un mercado sostenible? ¿Cuál es el tamaño y la estructura del mercado?

¿Sé cómo mantener el valor existente y agregar valor? ¿Tengo información sobre la competencia? ¿Cuento con ventajas competitivas?

¿Es el momento adecuado para ejecutar la idea? ¿Tengo una proyección sobre cuándo recuperaré la inversión inicial? ¿Conozco y puedo medir el riesgo?

Segundo paso: recursos

Más allá de las obvias necesidades de financiamiento, ¿cuento con los recursos necesarios para llevar la idea adelante?

¿Tengo el conocimiento necesario para administrar esta clase de negocio? ¿Cuento con la información suficiente?

¿El plazo de tiempo disponible es suficiente? ¿Tengo la red de contactos necesaria? ¿Conozco a los proveedores clave de este tipo de emprendimiento?

Tercer paso: equipo

¿Cuento con el equipo necesario para llevar adelante la idea? ¿Cuento con personas que me provean asesoría, información, contención y apoyo?

¿Cuento con una infraestructura de comunicación fluida con las personas necesarias? ¿El equipo tiene la experiencia técnica necesaria?

En definitiva, hasta la idea más creativa del mundo caerá en saco roto si el emprendedor carece de las herramientas para evaluar su viabilidad y avanzar hacia su ejecución.

 Fuente: MateriaBiz