lunes, 29 de octubre de 2012

Los 3 peores obstáculos para lograr el éxito


Los 3 Peores Obstáculos que Frenan tu Camino al Éxito

Todo el mundo quiere tener éxito, quién no quiere tener éxito en las diferentes áreas de su vida? Tener éxito no es tan difícil; si nos quedáramos comprometidos y fieles a nuestras ambiciones.

Sin embargo, en nuestro largo camino hacia lograr el éxito de nuestros objetivos todavía habrá obstáculos que frenan nuestro avance, son las razones principales por las que nuestros objetivos se han convertido en inalcanzables.

Me enteré de que estos obstáculos no son externos, estos obstáculos son internos y también son el resultado de la conducta de nuestros pensamientos y nuestra forma de reaccionar a un determinado evento.

He aquí la lista de los tres peores obstáculos, que si logramos superar alcanzaremos nuestros objetivos y el éxito:

1. Quedarse estancado: No ser capaz de evolucionar cada día:

Las personas de éxito están siempre comprometidos a mejorar sus talentos y habilidades todos los días, pues saben que esto se convertirá en su gran ventaja ante sus competidores. La gente fracasada no quiere mejorar su conocimiento, es por eso que están consiguiendo los mismos resultados una y otra vez. Están satisfechos de sus habilidades y también creen que ya saben lo que necesitan, aprender algo nuevo no es una gran cosa para ellas.

2. Centrarse en las cosas que no necesitan atención:

Este es un gran error que es muy difícil de corregir porque las tentaciones están en todas partes. Cada hombre de éxito en un área particular, resalta siempre que se centran en las cosas que quieren. Si mantenemos nuestro enfoque a dar pasos en la realización de nuestros sueños, entonces es cien por ciento garantizado que vamos a tener éxito.

3. Permitir que el miedo lo paralice:

El miedo es muy poderoso y obtiene su poder de lo que está alimentando su miedo. Una vez que dejamos que el miedo tome el control de nuestras vidas, entonces no se llevará a cabo ningún movimiento, lo más peligroso sobre el miedo es que si no tomamos acciones para derrotarlo, crecerá más fuerte y más fuerte cada día y nos hará ver como inútiles. El miedo puede ser derrotado y la forma más eficaz de deshacerse de él dar la cara todos los días y hacer las cosas que más tememos. Puede ser muy difícil, pero una vez que dominemos nuestros miedos nos limitaremos a considerarlo como un reto y nos estaremos divirtiendo al lograr el éxito de nuestros objetivos.

lunes, 22 de octubre de 2012

Los 7 pecados capitales y cómo superar los 16 malos hábitos que impiden el éxito.


Los siete pecados capitales


La Ira
 “1º Nos encontramos con “perder el control en las situaciones que me sacan de quicio”, “utilizar la visceralidad como una forma habitual de dirigir”, “matar al mensajero de manera frecuente”. Son tentaciones de la Ira, que es una excitación excesiva ante la adversidad. Confucio nos enseñó que “quien domina su ira, domina a su peor enemigo”.

Por:Juan Carlos Cubeiro

La Soberbia
2º Hábitos como “añadir un comentario personal en cualquier discusión o aportación de otro”, “decirle constantemente al mundo lo listo que soy” o “no practicar el reconocimiento a los colegas o colaboradores”. Son tentaciones de la Soberbia, una estima sobrepasada que busca la atención constante. Conviene recordar al directivo, por mucho éxito que tenga, que es mortal; que sea humilde y humano.

La Envidia
3º Se sitúan peligrosos hábitos como el de “evaluar constantemente a los demás”, el de la negatividad (“déjame explicarte por qué no funcionará”) y el de no expresar gratitud en momento alguno. Son sutiles formas de Envidia, el rencor o tristeza por las cualidades del otro. En un equipo de alto rendimiento, los logros son de todos. Napoleón decía que “la envidia es una declaración de inferioridad”.

La Lujuria
4º Corresponde a “querer ganar a toda costa, aun machacando al otro”, “hacer comentarios despectivos, abusando del sarcasmo” y “no escuchar apenas a los demás”. Son tentaciones de Lujuria, entendida ésta no como falta de castidad sino como falta de respeto. Hemos de desterrar la idea de tratar al otro como un “recurso”, sustituir ese terrible pensamiento de Hobbes (“el lobo es un lobo para el hombre”) por el más práctico de nuestro compatriota Séneca (“la persona es un ser sagrado para otra persona”).

La Avaricia
5º Hábitos como “ocultar información para parecer más importante”, “empezar cada comentario con un no o un pero” (porque yo soy siempre el que tiene razón) o “apuntarme los tantos de los demás (hacer el robamedallas)”. Son sutiles variantes de la Avaricia, un deseo desordenado de posesiones (no exclusivamente dinero: información, logros, opiniones acertadas). Gandhi dijo que “en la Tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la codicia de algunos”.

La Gula
6º Hábitos perniciosos como “obsesionarse con alcanzar los objetivos constantemente”, abusar de filias y fobias (“estás conmigo o contra mí”) o “no asumir jamás la culpa de mis errores”. Son las nuevas formas de Gula, deseo desordenado de “comer” no exclusivamente ligado al alimento o la bebida, sino a los objetivos, las relaciones o los fallos. Fernando Savater ha escrito que “la gula se convierte en pecado cuando ofende al derecho o las expectativas del otro al comer lo de los demás, acaparar y dejarlo con poco o nada”.

La Pereza
7º Hábitos como pensar que “soy como soy y ya no puedo cambiar”, “excusarme o justificarme constantemente” o “añorar el pasado, esperando que vuelva”, tentaciones de la Pereza.

En definitiva, la Inteligencia Social (la parte de la Inteligencia Emocional relativa a las interrelaciones con los demás) consiste en buena medida en evitar esas “bajas pasiones”, señaladas por Gregorio I el Magno en el año 600 y concretadas por Tomás de Aquino (1225-1274), el principal filósofo escolástico.

¿Qué puede hacer el/la líder? Recurrir a la reflexión, al descubrimiento y a un plan de acción para cambiar de hábitos. Precisamente lo que busca (y logra) el coaching estratégico.”

Los hábitos comerciales

Pero vayamos a los hábitos comerciales. Son “16 hábitos que sus clientes quieren que tú abandones”. Y parten de que en toda venta hay dos partes: una funcional (el propósito, la práctica y la utilidad) y una humana (conformada por personas). “La parte humana del trabajo comercial es crear –provocar, generar y desarrollar- la disposición para comprar”. Según dice en el libro, si escribimos “coaching de ventas” en Google, aparecen 166.000 resultados.

Están las cinco escuelas de ventas:

- venta basada en las relaciones (Dale Carnegie),
- los pasos para vender (AIDA: Atención, Interés, Decisión, Acción),
- la negociación (poder/información),
- la venta estratégica (en los 80 y 90; el poder del contexto) y
- los métodos de diagnóstico (la influencia “situacional”: DISC, PNL, MBTI).


Los 16 malos hábitos


En definitiva, los 16 malos hábitos comerciales a desterrar son:

viernes, 19 de octubre de 2012

Claves para sacar el mayor provecho a tu negocio estacional


Muchos emprendedores creen que tener un negocio estacional es muy fácil, pues las personas trabajan mucho durante la temporada y el resto del año disfrutan de las ganancias. Sin embargo, la tarea no es tan simple, debido a que necesita de mucha disciplina y esfuerzo para llevar a cabo esta modalidad.

Es por esto que a continuación te entregamos algunos principios básicos que te ayudarán a desarrollar este tipo de negocio con mayor éxito.

1. Rigurosidad y disciplina con las finanzas. Tienes que ser estricto con tu dinero y en especial con tus gastos, incluso cuando veas que tu negocio está teniendo gran éxito durante la temporada "pico". De lo contrario, tendrás problemas económicos durante el resto del tiempo. Ahorra dinero y organiza tu presupuesto para todo el año.

2. Saca provecho a la temporada "pico". Cada peso que ganes durante la temporada alta debes maximizarlo para no tener problemas financieros después. Estudia a tu público objetivo y consulta opiniones sobre el negocio. Visita a la competencia y analiza las ventajas y debilidades que poseen frente a tu empresa.

3. Maximiza el tiempo durante el resto del año. Los dueños del negocio por temporada deben ser igual de disciplinados con su tiempo durante todo el año, como también con sus finanzas. Ten en cuenta el momento para organizar y preparar tu negocio. Durante éste puedes aprovechar para desarrollar estrategias de marketing para potenciar tu empresa.

4. Crea un negocio complementario. Independientemente de cuan eficiente sea un empresario para manejar un negocio en temporada alta, es posible que no se generen todos los ingresos suficientes para mantener una empresa todo el año. Ante esto, el emprendedor puede optar por crear un negocio paralelo a su empresa estacional.

lunes, 15 de octubre de 2012

10 claves del éxito que podemos aprender de McDonalds


Puede que no sean las mejores hamburguesas del mundo, pero sin duda, su modelo de negocios ha conquistado el planeta. Reconocida como una organización de la más alta calidad, se dice que un país en el que existe McDonalds se considera un país civilizado y moderno.

¿Quién de nosotros no quisiera ser propietario de una franquicia de BigMacscon éxito asegurado? Pero, ¿Cuales son las claves del éxito de McDonalds?

Algunos datos preliminares:
- 6,000 locales distribuidos en 126 países
- Atienden más de 40 millones de clientes diarios
- Fundado en 1955 por Ray Krok
 - Se venden unas 145 hamburguesas por segundo
- Sigue creciendo a un ritmo de 3 a 8 locales por día a nivel mundial
En todo el mundo se sirven los mismos menús
- Una de las marcas mas admiradas a nivel mundial
- 80. lugar en el ranking de las mejores 100 empresas
- Empleados que siempre sonríen al cliente

Los secretos del éxito:

     Su fundador visualizó un negocio que supliera una necesidad. Se dice que Ray Krok quien era “tan solo” una desconocido vendedor de batidora para helados, visualizó la oportunidad de negocios cuando observó que mucha gente entraba y salía de un restaurante de hamburguesas de uno de sus clientes. Percibió el éxito que podía tener ofrecer un servicio rápido consistente en “hamburguesas, papas fritas y batidos de leche”.

     Fundamentó su negocio en un concepto: “servicio rápido”. Ray desarrollo los servicios de atención rápida y entrega inmediata al cliente. Así mismo, inauguro en Chicago los primeros exitosos restaurantes que ofrecían a los clientes la posibilidad de pasar por su comida sin tener que bajarse de su automóvil. La idea hizo que los mismos estuvieran llenos desde el primer momento de abrir.

      Ray Krok más que un restaurante, creo una cadena de franquicias. Hoy en día McDonalds es una de las opciones de franquicias con éxito asegurado más importantes del mundo. Las franquicias garantizan a Ran Krok y sus generaciones ingresos residuales por cada hamburguesa que se vende al día alrededor del planeta.

      McDonalds cuenta con un sistema de entrenamiento estricto para sus colaboradores. Creado por su fundador, los empleados y encargados de tiendas tienen que recibir los cursos impartidos por el McDonalds Hamburguer University. Se desarrollan y se mejoran constantemente los sistemas de entrenamiento para asegurar una excelente atención al cliente.

     Limpieza extrema. Un valor fundamental. Desde sus primeros restaurantes, la limpieza ha sido un factor definitivo de éxito. Krok se aseguraba personalmente que el piso estuviera impecablemente limpio y realizaba inspecciones regulares para asegurar que sus normas se cumplieran. Cuentan que en cierta oportunidad, se agacho para chequear las mesas y descubrió una goma de mascar pegada en una mesa, que el mismo removió!

      A sus colaboradores no se les requiere excelencia académica. Para trabajar en McDonalds, sus empleados no tienen que ser (necesariamente) universitarios ni contar con grandes logros académicos. Pero si se les exigen otras cualidades igual o más importantes como: lealtad, dedicación y servicio. De hecho, la organización cuenta con un clima muy familiar que promueve estos valores.

     Manejan una política gerencial de puertas abiertas. Se dice que los gerentes y mandos medios siempre están accesibles. Se busca siempre eliminar la burocracia y cualquier empleado puede acercarse con confianza y charlar con sus directores. Constantemente se pide la opinión de los colaboradores, se realizan encuestas y se busca tomarles en cuenta para decisiones importantes.

      Su principal objetivo: la satisfacción total del cliente. Los restaurantes cuentan con estrictas normas de calidad y procedimientos que deben ser cumplidos al pie de la letra. Seleccionan sus proveedores cuidadosamente para asegurar productos de la mejor calidad. El ambiente, el personal y todo es cuidado con un solo objetivo: asegurar la entrega de un producto rápido, bien elaborado y que garantice la total satisfacción de sus clientes.

      Ofrecer el mejor precio siempre. Su misión corporativa se define como “Servir con rapidez un menú limitado de comida caliente apetitosa en un restaurante limpio y agradable por un buen precio.”


      Te atidenden siempre con una sonrisa. En McDonalds son expertos en cuidar los detalles. Desde restaurantes perfectamente ubicados, limpios y con un gran ambiente para grandes y chicos hasta la sonrisa con la que siempre te encuentras. Slogans como “nos encanta verte sonreír” reflejan su esmerado deseo de que sean tu opción favorita.

Definitivamente, los detalles específicos de su estrategia de negocios son muy amplios y siempre vale la pena conocer un poco más. Pero para los emprendedores que sueñan y desean construir un negocio, una empresa o simplemente ganar dinero extra, estas claves del éxito de McDonalds nos pueden enseñar mucho sobre una manera excepcional de hacer negocios.


lunes, 8 de octubre de 2012

¿El miedo te hace retroceder? 5 formas de encontrar tu valor


¿Lo das todo en el trabajo y en los negocios o tienes miedo de hacer movimientos audaces porque no quieres fracasar o peor quedar decepcionado?

¿Amas de forma abierta y plena en tus relaciones o te contienes por miedo a ser herido?

¿Lo das todo en la vida? ¿En todo lo que haces?

Por: Oliver

No te preocupes por el momento. La mayoría de las personas se frenan así mismas de alguna forma, en algún aspecto de la vida, no importa si lo saben o no.

Pero no tú… nunca más. No después de hoy. Es hora de comenzar a ser realmente tú. Es hora de expresarte plenamente para qué puedas ser una versión más activa de ti mismo y realmente cumplir con tu propósito.

Aquí hay 5 miedos o temores a tener en cuenta para que puedas consultar contigo mismo y asegurarte de que no te estás deteniendo de vivir una vida útil y llena de pasión:

1.- ¡Puede ser que no les guste!

Lo has adivinado: este es el miedo a ser rechazado. Pregúntate a ti mismo: ¿Te estás frenando en momentos clave de la vida sólo porque temes ser rechazado? Es posible que desees preguntarte a ti mismo el por qué. A menudo, el miedo a ser rechazado se deriva de una pequeña falta de autoestima o confianza en ti mismo.

Solución: No esperes que otra gente valide tus pensamientos o acciones. Ve por aquello que deseas y si te das cuenta que estás siendo “rechazado” eso solo es que dios o el universo te está diciendo que existe una mejor y más constructiva forma para que tú alcances tus metas… simplemente no la has encontrado todavía. Hagas lo que hagas, no te rindas. Piensa que ese rechazo es como una señal de tráfico de girar a la izquierda o girar a la derecha, nunca es una señal de que te detengas.

2.- ¡Qué pasa si no funciona!

Este es el miedo común al fracaso. ¿Te estás deteniendo a ti mismo de hacer eso que quieres conseguir porque tienes miedo al fracaso?

Buenas noticias: ¿Qué pasaría si te dijo que no hay tal cosa como el fracaso? Entonces no tendrías miedo de él nunca más y sin duda no permitirías que el miedo te detenga.

Solución: Date cuenta de que el fracaso esta solo en tu cabeza. No hay tal cosa como el fracaso, sólo hay resultados. Cuando consigues los resultados deseados, esto significa que debes seguir manteniendo ese rumbo. Y cuando obtienes resultados que no deseas, significa que necesitas encontrar el por qué y luego ajustar tu enfoque para que puedas seguir adelante.

¿Qué te gustaría hacer en la vida si no existiera tal cosa como “el fracaso”?

3.- ¡Qué pasa si en realidad lo logro!

Lo has adivinado: es el miedo al éxito.

¿Sorprendido? Todos lo hemos escuchado antes: muchas personas “luchan por el éxito” pero en el fondo piensan que no se lo merecen. No dejes que esto te atemorice. Tienes que decirte a ti mismo todos los días: “¡Me merezco el éxito total!”

Solución: Además de reforzar la idea de que te mereces el éxito, trata de encontrar cualquier creencia negativa que podría estar frenándote… para algunas personas son humillaciones de sus padres o maestros que les fueron dichos cuando estaban creciendo. Para otros es la idea de nuestras inherentes imperfecciones. Sea lo que sea para ti, encuéntrala y deshazte de ella. Tú como todo el mundo mereces totalmente el éxito.

4.- ¡Pero yo no soy perfecto!

Este es el miedo común a la imperfección.

¿Te detienes porque tienes miedo de cometer errores? Porque ¿Piensas que no eres perfecto? ¿Sabes una cosa? Incluso tus llamados errores son valiosas experiencias de aprendizaje y no tienen nada que ver con lo que eres como persona (y si tienen que ver, simplemente ajústate para ser mejor, más fuerte, más inteligente).

Solución: Date cuenta de que justo aquí mismo, justo ahora eres totalmente perfecto tal como eres… Claro, para vivir en esta vida debes crecer de manera positiva y aprender todo el tiempo. Pero eso no significa que tú eres imperfecto en este momento. Todo lo que has aprendido hasta ahora es todo lo que necesitas para dar el siguiente paso en la vida. Por lo tanto, ve a por ello.

5.- ¡Esto no tiene sentido!

A veces todos tenemos un poco de miedo en general… es el miedo al caos. Tal vez tienes miedo de ser completamente tú mismo en el trabajo, en el amor o en la vida porque en el fondo dentro de ti no tienes confianza en el universo… porque en verdad no crees que todo vaya a trabajar en tu favor.

Muchas de estas ideas se forman al aceptar de forma inconsciente la teoría del caos… cuando todos nosotros no confiamos en lo que realmente queremos conseguir sino en las cosas que nos va dando la vida.

Solución: la verdad sea dicha, tú obtienes de la vida todo lo que pongas en ella… Si tú te frenas debido al miedo, obtendrás resultados menos satisfactorios simplemente porque te has detenido. ¡Así que déjate llevar¡ ¡No te contengas!

lunes, 1 de octubre de 2012

4 formas de descubrir tus fortalezas


Para ser un líder de negocios exitoso debes identificar tus fortalezas y potenciarlas. Finalmente, éstas son tus “llaves” para lograr el éxito. “Cuando hacemos cosas para las que somos realmente buenos, nuestra visión para los negocios es más rápida”. “Cuando se trata de la mejor manera de apalancar tu habilidad, es mejor revisar cuáles son tus fortalezas”.

Te damos cuatro consejos para que aprendas a reconocer tus grandes fortalezas:

Por Nadia Goodman

1.         Busca señales de emoción

Cuando realizas una actividad en la que realmente eres bueno, tu emoción es visible. Tus pupilas se dilatan, tu pecho se ensancha, tu hablar es rápido y fluido y tus brazos se abren más. “Puedes advertir cuando alguien se siente vivo y emocionado cuando está usando alguna de sus grandes fortalezas.

Pregúntale a alguien cercano a ti cuándo te ha visto más emocionado u obsérvate a ti mismo a lo largo del día: ¿Cuándo estás más concentrado en lo que haces? ¿Cuándo tienes más energía?

“Cuando las personas usan sus fortalezas, dejan de pasar inadvertidos

2.         Rompe con los títulos de trabajo

Para descubrir cuáles son tus dones, necesitas explorar nuevos roles. “Piensa en tu empresa como un laboratorio. Motiva a que en ella hayan cargos flexibles y evalúa cómo funciona esta opción. “Si la gente se emociona de tratar algo diferente y tienes alguna evidencia de que lo podrían hacer bien, entonces experimenta”.

3.         Identifica lo que haces diferente de los demás

En una situación en la que realmente estás usando tus fortalezas, resaltas de entre los demás; tu forma de hacerlo es absolutamente única. Para nombrar tus fortalezas debes identificar esos momentos y articular por qué eres diferente.


4.         Describe tus fortalezas creativamente

En el momento de nombrar cuáles son tus fortalezas evita lo que se llama “términos de bote de basura”, es decir, aquellas palabras sobre usadas como ‘apasionado’ o ‘dedicado’. En lugar, elige un término único que capture toda la esencia de una fortaleza en particular.

“Al elegir una palabra emocionante, evitas las connotaciones típicas. Usa términos como contador de historias, proveedor de autonomía, incubadora de energía y batería. Ser específicos les permite a los líderes aplicar sus dones. “Una vez que puedes ponerle una palabra a tu fortaleza, se incrusta mejor en tu vida diaria”.