lunes, 26 de agosto de 2013

10 Consejos para encontrar trabajo

Buscar_trabajo
¿Estás harto de pasar horas buscando ofertas de trabajo sin conseguir resultados? Pues échale un ojo a los consejos que te proponemos para darle una vuelta a tu dinámica de busca. Te contamos en 10 pasos que puedes hacer para que la caza de empleo sea más efectiva:
Para empezar tienes que marcarte un objetivo: Valora qué tipo de empleo te interesa, cuáles son tus expectativas salariales y tiempo que te das para encontrar un puesto acorde a tus perspectivas
Por: Leyre Ezponda
Marca una estrategia: Acota cómo vas a perseguir tus objetivos.
Puesta a punto del CV. Es importante adaptar el currículo al puesto de trabajo al que vayas a optar.
Sé disciplinado a la hora de buscar trabajo: Es importante dedicarle tiempo al análisis de ofertas y el envío de currículums. Hay que ser constante y revisar las ofertas todos los días para evitar dejar pasar de largo  una buena oportunidad de empleo.
Participa en blogs y foros que se adapten a tus intereses y mantente alerta porque en ellos puedes conseguir contactos que te ayuden a conseguir trabajo.
No mientas: Uno de los errores recurrentes a la hora de redactar un CV es la mentira. No merece la pena, piensa que en una entrevista laboral tendrás que demostrar la experiencia que dices tener. Tampoco te infravalores.
Cuando te apuntas a una oferta, en ocasiones te piden que hagas una estimación de tus expectativas salariales: la virtud está en el término medio. Si pones una cantidad desorbitada no confiarán en tí, por el contrario, si pones la mínima, pueden pensar que no estás capacitado para el puesto. Lo ideal es informarse de lo que se cobra en el sector y tenerlo en cuenta.
Apuesta por la formación: La sociedad avanza rápidamente, y con ella la demanda laboral. Por eso, conceptos como la formación continua resultan imprescindibles para ser competitivo en el mercado de trabajo.
Sé paciente y mantén una actitud positiva: los procesos de selección suelen ser lentos. Procura que tu ánimo no decaiga y si no te escogen en algún proceso continúa tu búsqueda, verás que pronto tú serás el candidato finalista.
Prepárate para las entrevistas: es importante para marcar la diferencia con el resto de candidatos.
Fuente: Universia Blogs

miércoles, 21 de agosto de 2013

Los seguros para empresas ¿cuáles son obligatorios y cuáles convenientes?

Seguro para empresa
Dentro de la múltiple gama de seguros, y en particular para las empresas, hay una serie de ellos que son obligatorios y otros son voluntarios. En este último aspecto se valora el riesgo y las consecuencias de los posibles daños a la hora de decidirse a contratar una póliza o no.

Por Mister Empresa
Hay que tener en cuenta que la obligación de contratar un determinado seguro viene impuesta por las circunstancias que rodean a la empresa, el sector al que pertenece su actividad, el convenio colectivo al que se acoge, etc.
Seguros obligatorios

Uno de los seguros obligatorios, en el caso de tener empleados, es el de accidentes de convenio. Cada convenio colectivo establece la obligación de contratar un seguro que cubra las consecuencias de un accidente laboral. Las coberturas e indemnizaciones a pagar las establece el propio convenio y el coste del seguro depende tanto del número de trabajadores incluidos en la póliza como de los propios capitales y, sobre todo, de la actividad a realizar.
Determinadas actividades establecen la obligación de contratar un seguro de Responsabilidad Civil. Este se hace cargo de pagar las posibles reclamaciones por vía civil que puedan concurrir en el desarrollo de la actividad. Afecta sobre todo a las actividades profesionales, si bien es posible que para determinados trabajos los propios cliente exijan este tipo de seguro aunque no haya una normativa que lo haga obligatorio.
Un caso particular que afecta al sector de la construcción es el seguro decenal. La Ley obliga a ofrecer una garantía de diez años a los compradores de los inmuebles nuevos, que afectaría a los daños, defectos o vicios de la construcción. Para satisfacer esa garantía se contratan este tipo de seguros.
Por supuesto una empresa que cuente con algún vehículo ha de contratar el seguro correspondiente al mismo, tanto si se trata de turismos como de vehículos industriales.
No son obligatorios pero pueden ser convenientes

Bien sea un local de negocio o una oficina, en la mayor parte de los casos es conveniente contratar un seguro multirriesgo para el lugar donde se ubica la empresa. Cubrir los daños que podamos sufrir en el local, o que podamos producir a los vecinos, suele salir más rentable que afrontar el gasto en caso de que éstos se produzcan.
En los casos en los que no es obligatorio un seguro de responsabilidad civil puede ser conveniente, de igual modo, su contratación. Hay que tener en cuenta estas pólizas puede cubrir varias contingencias:
La Responsabilidad Civil Patronal, que engloba aquellos perjuicios que puedan derivarse de la relación de la empresa con sus trabajadores.
La Responsabilidad Civil de Productos, que tienen que ver con los daños que pueda causar el producto obtenido y entregado a su destinatario.
La Responsabilidad Civil de Explotación, aquella que la empresa deba afrontar como consecuencia directa del desarrollo de su actividad empresarial.

La conveniencia de contratar otro tipo de seguros distintos de éstos dependerán de la valoración del riesgo y de la incidencia que esas contigencias puedan tener en la actividad de la empresa.
Fuente: Blog de Sage

lunes, 19 de agosto de 2013

Diez preguntas esenciales en una entrevista de trabajo

entrevista de trabajo
Las entrevistas de trabajo deben planificarse con el fin de conocer todo lo posible sobre los perfiles de los candidatos, aprovechando al máximo el tiempo disponible. Entre otras cosas, debemos tener claras las preguntas a realizar, ya que nos ayudarán a lograrlo.
Aunque tengamos el curriculum delante de nosotros, puede que sea positivo solicitar un pequeño resumen de la trayectoria profesional del candidato, más que nada para comprobar su capacidad de síntesis, de comunicación y posibles datos de interés que no aparezcan en dicho documento. Pese a esta posibilidad, normalmente intentaremos descubrir nuevos factores que juzgaremos a la hora de cubrir un puesto de trabajo.
Por: Por Grudiz
Los grandes clásicos

Según hacemos más entrevistas podemos llegar a pensar en lo poco originales que somos haciendo las preguntas, pero tenemos que tratar de ser conscientes de que no estamos en un concurso de originalidad, sino en un proceso de selección.
Tenemos que buscar información concreta y no podemos permitir que se tenga más información esencial de un candidato que de otro, pues esta falta de elementos de juicio nos puede llevar a cometer errores en la contratación. Hay que llevar la reunión con naturalidad no permitiendo que parezca un interrogatorio, así que la conversación debe adaptarse a cada candidato, pero sin dejar de buscar los valores que nos importan.
Existen algunas preguntas que ya son auténticos clásicos y que no solo conocen los entrevistadores sino también los entrevistados. Pese a ello, nos proporcionan buena información y pueden dar pie a nuevas cuestiones con las que profundizar en el perfil:
Hábleme de usted: No es una pregunta al uso, pero es una solicitud general de información. Queremos escuchar el “speech” del candidato y cómo lo expone. Al mismo tiempo que se rompe el hielo podemos tomar nota sobre su actitud y su forma de desenvolverse. Podemos realizar preguntas adicionales dentro de este bloque, con el fin de relajar al candidato y hacer que el tono de la entrevista sea más natural.
¿En qué consistía tu último empleo? En el curriculum tendremos el puesto, pero nos interesa una explicación más profunda sobre las funciones que realizaba, lo cual nos permitirá hablar sobre problemas a los que se haya enfrentado y cómo los superó, las herramientas utilizadas en el trabajo, por qué terminó dicha relación laboral, por qué ha querido cambiar de sector (si es el caso), sus mayores logros etc…
¿Por qué te interesa nuestra empresa? Ya no hablamos del puesto en si, sino de la empresa en general. Queremos saber si conocen nuestros valores, si forma parte de su proyección profesional o es tan solo un empleo circunstancial, etc…
¿Por qué considera que es el mejor candidato para el puesto? Esta pregunta es clave, pero aún así coge a algunos candidatos por sorpresa, ya que pueden considerar que hacer este juicio nos corresponde exclusivamente a nosotros. Queremos que se vendan, que nos muestren su actitud y sus puntos fuertes, no que acudan a la entrevista como figuras totalmente pasivas.
¿Cuáles son tus expectativas? Queremos saber lo que espera obtener del trabajo, además de lo que aportará. Puede ayudar convirtiendo la pregunta en: “¿Dónde te ves profesionalmente dentro de x años?” Normalmente escucharemos respuestas vagas y tendremos que llevar la conversación hasta las expectativas económicas inmediatas. No podemos esperar respuestas muy concretas, ya que no es el momento de debatirlo, pero puede ser bueno ver al candidato enfrentarse a un poco de presión, para saber cómo se enfrenta a ello.
Preguntas comprometidas

Además de los grandes clásicos ya mencionados, la entrevista puede enriquecerse mediante respuestas algo más comprometidas, pero nunca llegando al acoso ni solicitando información personal o datos irrelevantes. Esto nos ayudará a conocer mejor al candidato y a estudiar cómo afronta la situación.
En caso de hacerlas hay que introducirlas con cuidado y cuando el entrevistado ya se encuentre asentado y cómodo en la conversación. No hay que abandonar el tono amable de la charla ni arrinconar al candidato. Queremos conocerle, no anularle:
¿Qué piensas sobre tu último jefe? No nos gustaría que hablara mal de su último jefe, sino que definiera la relación laboral y qué ha aprendido de ella.
¿Por qué has estado tanto tiempo en el paro? Sabemos que el país pasa por una mala situación económica y que el mercado laboral está muy complicado, pero resulta interesante saber cómo ha afrontado la situación el candidato y si ha actuado de forma activa o pasiva. Igualmente, nos interesa saber si ha aprovechado el tiempo para formarse, etc…
¿Conoces a alguno de nuestros empleados? esta pregunta puede resultar comprometida si la respuesta es afirmativa, pero nos interesa la sinceridad y no profundizar excesivamente en ello. También queremos saber si puede haber problemas de índole personal con su contratación.
¿Cuál ha sido su mayor decepción profesional? Queremos que nos hablen de aprendizaje y superación, así como de su experiencia, no que eche tierra sobre antiguos trabajos ni que culpe a otros en exceso.
¿Cuáles son tus puntos débiles? Planteando así la pregunta, el candidato puede sentir que queremos que se dejen mal, pero también nos interesa que saquen a la luz sus puntos fuertes. Si no lo hacen, se puede preguntar directamente.
Preguntes lo que preguntes, no dejes de tomar notas y compórtate con educación, interés y amabilidad. Pregúntale al candidato si quiere plantearnos alguna pregunta y avisémosle de nuestra decisión, sea positiva o negativa.
Fuente: Blog de Sage

lunes, 12 de agosto de 2013

Cómo darle sentido a tu vida a través de un sueño

¿Qué tal esta frase de Albert EinsteinSi quieres vivir una vida feliz, átala a una meta, no a una persona o a un objeto”? Si Tú estás de acuerdo conmigo, una meta bien puede ser una porción del sueño o, incluso, el sueño completo.

Por: Osain Dabián
Veamos algunas estadísticas… a la edad de 65 años:
75% de las personas están dependiendo de sus familiares, amigos y de instituciones benéficas;
23% están todavía trabajando;
En E.U., a la edad de 65 años, solamente 1 de 500 personas posee $24,000 en ahorros;
De cada 100 personas, 8.5 alcanzan la edad de 65 años y no poseen ni siquiera $250 en su cuenta de ahorros.
Una pregunta frecuente es: ¿Por qué el “Momento Conveniente” para obtener independencia económica nunca llega? 93% de las personas que a la edad de 65 años han fracasado económicamente le echan la culpa a la falta de un plan definido. 
Y la siguiente pregunta obligada, podría ser ¿Cómo podría existir un plan definido si no hay un sueño? Y la que le sigue, incluso, quizá ayudaría a despertar conciencias ¿Una vida sin un plan definido y sin un sueño, crees Tú que tenga sentido?
Un pensamiento deductivo, para reflexionar: Si el servicio hacia los demás pudiera plantearse seriamente como una meta y si lográramos atar nuestra vida a esta meta, entonces probablemente sería más fácil vivir una vida feliz. 
Los psicólogos y otros grandes maestros sugieren que todo ser humano debería aspirar a ser feliz en esta vida y que la felicidad es una decisión personal ¿Te suena? No sé si a ti te ha sucedido pero yo no encontraba respuestas suficientemente satisfactorias en esta filosofía, por más fácil que me la pusieran. Por supuesto que tiene sentido y ayuda en la búsqueda de tu verdad, sin embargo no era suficiente para encontrar mis respuestas ¿Qué le faltaba? Una guía práctica. Entonces diseñé una que me funcionó y que quizá, también, podría servirte a ti para descubrir Tus sueños:
Busca una persona que en este momento ya esté persiguiendo un gran sueño y ofrécete a ayudarle;
Seguramente descubrirás su liderazgo porque para materializar sueños grandes se necesitan equipos grandes de personas;
Procura aprender del líder y esforzarte en duplicar todos sus buenos hábitos, con tu propio estilo. Entonces, estarás desarrollando tu propio liderazgo.
Como liderazgo es servicio, trabaja para materializar los sueños de los integrantes de tu equipo. Como el servicio es felicidad, seguramente disfrutarás del viaje en todo momento.
Aprende, de todos los soñadores que encuentres, estrategias valiosas para crear tu propio sueño; y
Transmite tu sueño y solicita a tu equipo que colabore en la materialización de tu propio sueño. Porque como decía Walt Disney: “Puedes crear, soñar, diseñar el más hermoso lugar en el mundo, pero necesitas gente para hacer tu sueño realidad”.
Si sabes diseñar un sueño ecológico y retórico, podrías darle sentido a cada uno de tus días y serías capaz de hacerlo todos los días. Si el sueño “es una imagen mental fruto de la imaginación” y puede convertirse en el “deseo más anhelado de una persona”, entonces yo diría que lo mejor que podríamos estar haciendo Tú y yo en este momento es “Persiguiendo un sueño”, el que sea. Prueba con diferentes sueños para descubrir cuál es el que te mueve más, es decir, el que te apasiona más y te hace levantarte más temprano, te hace terminar el día sintiendo una gran satisfacción y hace crecer tu alegría en todo momento.
Tu misión puede ser ayudar a otros a realizar sus sueños. Me queda claro que venimos a servir y que servir es una de las actividades más gratificantes que pueda realizar un ser humano. Así que te invito a desempeñarla como estrategia para encontrar tus propios sueños. Para elevar la convicción de que vale la pena perseguir sueños, podría servir esta otra frase de Walt Disney: “Todos nuestros sueños pueden convertirse en realidad si tenemos la valentía de perseguirlos”.
Tu sueño, uno a la vez, funciona como una brújula en alta mar para darle dirección y sentido a tu viaje personal. Así que probablemente concuerdes conmigo en que, para fijar el rumbo cada amanecer, no hay nada mejor que consultar tu brújula.
 Fuente: Vivoemprendiendo