jueves, 6 de marzo de 2014

10 errores habituales a la hora de negociar el salario

Los salarios en España se encuentran de capa caída, lastrados por el alto nivel de paro. En esas circunstancias, son muchas las personas que consideran que están mal pagadas, pero pocas están capacitadas para hacer algo al respecto, según explica en Infojobs Pablo Tovar, coach ejecutivo y socio director de AddVenture.

"A negociar el salario se aprende", asegura el experto, basándose en su experiencia como asesor. "Al conseguir negociar mejor los salarios, los empleados se sienten más satisfechos, reconocidos y comprometidos con el proyecto y con la empresa", insiste. En la misma línea, las organizaciones acaban contando con profesionales más fidelizados, motivados, y seguros de sí mismos.

Pero lo cierto es que la mayor parte de los candidatos fallan a la hora de negociar el sueldo. De su libro '¿Cuánto quieres cobrar?', el experto extrae los diez errores más frecuentes que se suelen cometer al negociar un salario.

1. Falta de realismo

Hay personas que creen que valen más de lo que cobran, pero no tienen claro cuanto se merecen. No cuentan con información objetiva sobre lo que deberían cobrar.

2. Prepotencia

Hay candidatos que acuden a las entrevistas con una actitud altiva y prepotente, incluso con cierta agresividad, señala Tovar.

3. Sin datos de mercado

Se trata de una información que hoy se encuentra al alcance de todos.

4. No comunicar logros

Hay que tener historias breves preparadas para contar en la entrevista, narrando los principales logros personales y profesionales.

5. Revelar las expectativas salariales

Es un dato que no hay que decir ni en el CV, ni en la carta de presentación, ni por teléfono.

6. Hablar del sueldo demasiado pronto

Nunca se debe mostrar las expectativas respecto al puesto ofertado antes de ser entrevistado. Y el salario debe ser lo último de lo que se debe hablar durante el proceso de selección.

7. Preguntar si la oferta es negociable

Es una pregunta que pone al candidato en situación de desventaja, ya que las ofertas siempre son negociables, si se sabe cuándo y cómo hacerlo.

8. Aceptar rápidamente la primera oferta

La gestión de tiempos es vital durante la negociación del salario.

9. Negociar una cifra en lugar de un rango salarial

Negociar un rango salarial en lugar de una cifra permite una mayor flexibilidad en el proceso.

10. Centrarse en sus propias necesidades


Para negociar adecuadamente la retribución hay que enfocarse en las necesidades de la empresa, no en las propias.

Fuente: El Economista