jueves, 26 de junio de 2014

Evita problemas innecesarios solicitando tu política de cookies a IURIS on line



La normativa vigente en nuestro país obliga a las empresas que funcionan online a informar a los usuarios de forma clara y completa sobre la utilización de sus datos, es decir, sobre su política de cookies. Es por ello que es fundamental que este texto esté redactado por juristas expertos como los que puedes encontrar en IURIS on line.

Como empresa, te interesa saber

1) El artículo 22.2 de la Ley 34/2002 exige el consentimiento del usuario sobre las cookies con cuyo uso puedan desvelarse aspectos de su esfera privada. En otras palabras, es obligatorio que los prestadores de servicios web informen a los usuarios de forma clara y completa sobre la utilización de sus datos, a fin de poder utilizarlos. La forma correcta de hacerlo es a través  de un texto redactado por profesionales del derecho.

2) Existen multas que sancionan a los empresarios si no informan correctamente a los usuarios a la hora de solicitar su consentimiento para instalar las cookies, y estas infracciones se encuentran tipificadas en los artículos 38 y 39 de la Ley 34/2002.

3) Para evitar multas y redactar correctamente tu política de cookies, te recomendamos que hagas tu consulta en IURIS on line y nos solicites que la redactemos por ti. Ésta es la única forma segura para disponer de una política de cookies legal y adecuada a las exigencias de las normativas nacionales e internacionales a este respecto.



lunes, 16 de junio de 2014

Como hacer negocio vendiendo cosas usadas por internet

vender en internet
Conforme avanza el tiempo nos quedamos con varias cosas que no utilizamos y pasan a formar nuestro baúl de recuerdos pero siendo más radicales hay otras cosas que pasan a nuestro baúl del olvido, cosas que prácticamente hemos desechado y no pensamos utilizarlas en el futuro.

Lo común sería arrojar o desechar estas cosas pero gracias a la tecnología hoy podemos darle un segundo uso y sobretodo obtener un ingreso económico con ello, nos estamos refiriendo al negocio de vender cosas de segundo uso por Internet.

Para ello necesitamos ubicar las cosas que pueden ser vendidas por Internet es decir cosas que a pesar del tiempo puedan ser de valor para una tercera persona, seleccionar cosas como antigüedades o repuestos muy difíciles de conseguir puede ser un primer paso.

Después de haber realizado una pequeña investigación y haber ubicado todos los artefactos o accesorios que tenemos en casa y que pueden ser vendidos pasamos al siguiente paso: conseguir un lugar donde vender esas cosas. Las ventas de garaje ya no son tan efectivas como antes, lo mejor en esta época de tabletas e Internet es encontrar páginas web donde podamos venderlas.

 A continuación vamos a recomendar algunas opciones muy buenas:

Un blog, es un medio gratuito y fácil de utilizar pero recomendamos registrar un dominio para darle mayor confiabilidad a nuestra tienda

Facebook gracias a su gran potencial social es el principal medio en donde podremos conseguir una mayor cantidad de compradores y usuarios interesados en nuestros productos además también es gratuito

Mercado libre es una página que a pesar de cobrar una comisión por cada venta nos permite colocar nuestros productos en Internet y sirve de vitrina para mostrarnos a potenciales clientes recordemos que hay opciones en las que si la venta no se concreta no debemos pagar nada

EBAY es la mejor página para vender cosas por Internet pero lamentablemente está disponible sólo para usuarios de Estados Unidos si es accesible para ti recomendamos la recomendamos como primera opción


Finalmente debemos recomendar nunca mentir es decir siempre debemos aclarar que nuestros  productos son de segundo uso para evitar problemas futuros con el comprador, debemos describir detalladamente nuestros productos y tener una muy buena comunicación con el comprador, para evitar estafas recuerda nunca enviar productos si es que antes no te han enviado el respectivo pago a menos que sea una persona de tu entera confianza.

Fuente: Mundonegocios

lunes, 9 de junio de 2014

12 Métodos sencillos para mejorar tu capacidad para resolver problemas

resolver problemas
“La mayoría de las personas gastan más tiempo y energía en hablar de los problemas que en solucionarlos”. Henry Ford

¿Alguna vez te has sentido altamente capacitado para un puesto de trabajo sólo para darte cuenta una vez que ya has obtenido ese puesto, que comienzan a llegarte un montón de cosas que requieren decisiones rápidas y habilidades para resolver problemas para las cuales no estabas preparado?

Tener capacidad para resolver problemas es parte de la vida diaria y es necesario para todos los aspectos de la vida tanto personal como profesional. Esta habilidad no es solo para resolver problemas de matemáticas o de cualquier otra ciencia. Esta destreza es necesaria para todo tipo de carrera profesional tales como médico, abogado, escritor, artista, trabajadores de la construcción, etc.

Si eres una persona creativa entonces tú tienes la capacidad de ser un excelente solucionador de problemas. Cualquier persona puede perfeccionar sus habilidades para resolver problemas utilizando el poder de la mente.

1. Mante tu mente tranquila y despejada.

Trata de no entrar en pánico o de jugar a ser la víctima. No pienses “¿Por qué yo?” Es mejor pensar, “¿Cómo puedo solucionar esto?” Las dos cosas más importantes que hay que tener siempre en cualquier situación son: un pensamiento positivo y una apertura mental.

2. No involucres tus emociones.

No hagas una montaña de un grano de arena. Tener una mentalidad sosegada como ya comente en el punto anterior es de suma importancia. Recuerda que para cada problema que se te presente siempre hay una solución. No te ofusques para evitar que el problema se magnifique. Tener habilidad para resolver problemas es uno de los rasgos de las personas de éxito.

3. Aprende cuándo hablar y cuándo guardar un problema solo para ti.

A veces al alertar a otros de un problema que has encontrado comienzas a crear dramas adicionales. Sin embargo, muchas veces en el entorno empresarial es prudente alertar a tus superiores y compañeros de trabajo de que puedes ayudar a resolverlo antes de que el problema se intensifique. Si no estás realmente seguro de si debes o no comunicarlo, comprueba las normas y/o reglamentos de la oficina o tal vez espera hasta que puedas obtener más datos antes de tomar una decisión.

4. Define el problema con claridad.

Antes de empezar, asegúrate de entender exactamente cuál es el problema. A veces parece que hay un montón de problemas pero en realidad es sólo uno que presenta muchos síntomas. Trata de encontrar la causa de un problema en lugar de ver una gran variedad de problemas sintomáticos. Hazte preguntas como las siguientes:

¿Cuál es el verdadero problema?
¿Qué suposiciones de las que estoy tomando podrían estar sesgadas o ser inexactas?
¿Dónde está la última información / investigación / datos sobre este tema?
¿Cuánto tiempo tengo antes de que esto se convierta en un problema más grave?
¿Puedo pasar por alto este problema?
¿Quién puede ayudar a resolverlo?

5. Identifica las causas… sobre todo la causa principal.

Considera cómo y por qué sucedió. Mira ese problema desde diferentes perspectivas. Haz de abogado del diablo. Esto no sería considerado un “problema” si supieras cómo resolverlo. Por esta razón es imprescindible tener en cuenta otros puntos de vista y opiniones. Otros pueden verlo de otra manera.

6. Recopila tantos hechos como sea posible.

Recopila información basada en la evidencia… no en sentimientos. Es más fácil pensar en estrategias de resolución de problemas cuando no estamos cargados de emociones. Una mente informada es mucho más capaz de encontrar soluciones que una desinformada. Observa lo que está pasando en otros lugares o los aspectos positivos del tema que te ocupa y ve si esto te da ideas de cómo arreglar lo que va mal. Luego haz lo mismo con los aspectos negativos. Nunca se te olvide de escribirlo todo en papel.

7. Usa la técnica de “lluvia de ideas” o Brainstorm*

Antes de empezar con la “lluvia de ideas”, asegúrate de que has definido claramente el problema y has reunido datos sólidos. Pide a los demás que participen con sugerencias. A menudo la forma como los demás ven algo es completamente diferente a la forma como tú lo vez porque tal vez tienes una visión muy estrecha sobre lo que pasa (Visión de túnel) o estás muy cargado de emociones como para hacer distinciones entre los hechos y las exageraciones.

* La lluvia de ideas, también denominada tormenta de ideas, es una herramienta de trabajo grupal que facilita el surgimiento de nuevas ideas sobre un tema o problema determinado. La lluvia de ideas es una técnica de grupo para generar ideas originales en un ambiente relajado. (http://es.wikipedia.org/wiki/Lluvia_de_ideas)

8. Toma una decisión tan pronto como sea posible.

La procrastinación* no es tu amigo cuando se trata de resolver problemas. Cuando se evita un problema este se convierte en un problema más grande o se divide en muchos problemas. Se diligente en la definición del problema y en la recopilación de información sólida para que puedas intercambiar ideas con otras personas con eficacia.

* La procrastinación (del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro), postergación o posposición es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables. (http://es.wikipedia.org/wiki/Procrastinaci%C3%B3n)

9. Asigna la responsabilidad a alguien para que implemente la solución.

Conoce a fondo tus capacidades y/o las capacidades de tu equipo de trabajo entonces implementa la solución del problema o asígnaselo a la persona más adecuada. Es importante utilizar esquemas, códigos de colores, tablas, gráficos y hojas de cálculo. Cualquiera de estas herramientas puede ayudarte a organizar y planificar los pasos necesarios para implementar cualquier solución que se decida. Estas herramientas también te aseguraran de que no te desvíes y te centres en cosas que son irrelevantes para el problema principal.

10. Establece estándares para medir el progreso y/o plazos para resolver el problema.

Establece criterios para supervisar la implementación de la solución propuesta. De esta forma si tú implementas un plan de acción y te encargas de supervisar los resultados, verás mucho antes de quedar frustrado si ese plan de acción está o no funcionando. Si no funciona entonces minimizas el tiempo perdido.

viernes, 6 de junio de 2014

Cómo generar una visión general para tu empresa: Richard Branson

Richard Branson cuenta cómo todas las compañías de Virgin Group trabajan bajo un mismo propósito: mejorar la vida de las personas.
Por Richard Branson
Cuando Virgin empezó a expandirse del negocio de la música a otras industrias, los expertos y nuestros competidores nos advirtieron en contra de esos movimientos, argumentando que era inevitable nuestro fracaso. No sólo carecíamos de experiencia, decían, sino que hacerlo no se ajustaba a la misión general de Virgin.
Hasta la fecha, hemos iniciado más de 400 compañías, y como lo ha probado el éxito de nuestro grupo, la visión de tu compañía nunca debe ser restrictiva, de manera que no limite la imaginación del equipo.
Necesitas desarrollar una visión general para tu empresa –una que esté fuertemente apoyada por una estrategia más segmentada para cada negocio debajo de tu paraguas. Las dos cosas no son mutuamente excluyentes, sino complementarias. Una debe superar e impulsar a la otra.
Iniciar un negocio siempre es una aventura, y no todo funciona de la misma manera para todos los emprendedores. Conforme enfrentas el reto de mantener vivo tu negocio, podrías encontrar que tu visión para la compañía necesita reajustarse sobre la marcha.
Empecé mi primer negocio, Student Magazine, para darles a los jóvenes en la década de 1960 una voz en los temas del día. La guerra en Vietnam se estaba convirtiendo en un problema mayor y, a los 16, quería crear una fuerte campaña en contra de la guerra. La revista catapultó a la creación de un negocio de discos enviados por correo, lo cual nos permitió abrir una cadena de tiendas de discos, después un estudio discográfico, luego un sello –y con esto lanzamos la marca Virgin.
Viendo hacia atrás, nuestras metas cambiaron y se expandieron con el paso del tiempo, pero había un elemento clave común en todos esos negocios: Fueron creados para mejorar la vida de las personas. Nuestra estrategia variaba en muchas instancias (ofreciendo mejores precios, productos de mayor calidad, servicio al cliente excepcional o aumentando el reconocimiento en varios de ellos), pero finalmente, nuestros negocios estaban enlazados por este propósito común. Como muchos emprendedores, estaba aprendiendo a liderar un grupo mientras crecía, y esta ideología me ayudó a crear una visión general para la empresa.
Eso fue fundamental para alcanzar el éxito continuo. Casi 50 años después seguimos extremadamente enfocados en nuestra misión de mejorar la sociedad, aunque las industrias en las que operamos ahora incluyen aerolíneas, teléfonos celulares, bancos y turismo espacial, entre otras, y trabajamos en docenas de países. También hemos establecido una fundación sin fines de lucro, Virgin Unite, para trabajar en temas como el cambio climático, la conservación, la paz y la reconciliación, y también para impulsar el emprendedurismo.
Cuando estás estableciendo y liderando un grupo de negocios, debes evitar imponer control desde arriba. Si lo haces, afectarás a tus equipos directivos, evitando que establezcan negocios verdaderamente diferenciados, cada uno con su propio sentido de propósito y visión distintiva.
En lugar, debes aprender a delegar, debido a que no hay manera en la que puedas mantenerte al tanto de los retos de cada negocio. Siempre he delegado buena parte del control operativo a mis equipos. Esto me ha permitido enfocarme en el panorama general o en la visión para la empresa, mientras nuestros equipos aseguran que conservamos el enfoque en proveer calidad, innovación y servicio.
¿Cómo sabrás que lograste el balance correcto? Porque habrá muchas similitudes en la forma en que operan tus negocios. Un factor unitario entre los negocios de Virgin es el sentido del humor que todos los días inyectamos a nuestros trabajos, lo que genera una experiencia disfrutable para nuestros clientes. Está basado en nuestro enfoque de hacer temblar los mercados y de ofrecer una nueva forma de hacer las cosas.
Ya sea que estés lidiando con Virgin Atlantic, Virgin Money, Virgin Active o Virgin Mobile en diversos lugares del mundo, notarás esta diferencia –no nos tomamos demasiado en serio. ¿Cuál sería la diversión en ello?
Cualquiera que sea la visión para tu empresa, recuerda mantenerla clara y llena de propósito… y a tu modo único.