lunes, 11 de agosto de 2014

12 técnicas inteligentes de motivar a sus empleados

motivar_empleados
Los empleados no son máquinas. Sería un gran error de juicio esperar que ellos estén informando constantemente lo que hacen varias veces al día, que hagan un trabajo rutinario y que lidien diariamente con diferentes tipos de personas sin que lleguen eventualmente a aburrirse, perder el interés y hasta quemarse con su trabajo. Los empleados desmotivados afectan claramente el desempeño de la empresa. Y como su jefe, cae únicamente sobre tus hombros el remediar esto antes de que sea tarde.
Por: Oliver
Aquí hay 12 cosas que puedes hacer para traer de vuelta su entusiasmo.

1. De instrucciones claras
En lugar de pedir siempre que den lo mejor de sí (lo que podría ser algo vago y difícil de medir), pide que hagan algo más específico. Dígales el resultado exacto de lo que desea para que no se sientan frustrados si no cumplen con tus expectativas. Imparte instrucciones detalladas y asegúrese de que ambos estén en la misma sintonía. De esta manera no estarán en un estado constante de preocupación sobre que o no hacer para que se vea su involucración en el trabajo.
2. Trabaje mientras ellos trabajan
Ser jefe no se traduce simplemente en estar sentado en su oficina y ordenar a la gente que hagan cosas por ti. Tú debes dar un buen ejemplo y mostrar a los empleados que al igual que ellos te encuentras trabajando duro. Llegue a la oficina a tiempo y no quieras que ellos hagan algo que no tú no estés dispuesto a hacer por ti mismo, como llevarse trabajo a casa. Si ven que usted está haciendo su trabajo, no hay ninguna razón para que no hagan lo mismo.
3. Alimente sus egos de la manera correcta
Asigne una tarea a un empleado en la que tenga totalmente la certeza de que puede hacerlo. La gente valora la confianza y harán cualquier cosa para no defraudar la misma. Dígales de frente que usted desea específicamente que él haga el trabajo porque usted sabe que él puede.
4. Dígales que son buenos en algo
En lugar de destacar con regularidad los errores de un empleado (lo que puede dañar lentamente su autoestima), ¿Por qué no hacer un hábito el felicitarlo de vez en cuando? Hágale saber que él es bueno en algo y que usted reconoce y aprecia eso. Por ejemplo, coméntele que usted está agradecido que la empresa tenga un buen técnico o un buen tomador de decisiones.
5. Recompénseles con pequeños regalos
Los regalos no deben ser tan grandes como un cheque regalo o un nuevo ordenador portátil de marca. Pequeñas muestras de aprecio como una nota manuscrita de corazón a un nuevo empleado que hizo un hoy gran trabajo, va a motivarlo durante mucho tiempo. Dar una recompensa bien merecida, como extender sus vacaciones por ejemplo dos días más si logra que un proyecto sea exitoso también los puede motivar aun más.
6. Recuérdeles constantemente la importancia de lo que hacen
Recuerde a su personal que cada uno de ellos es tan importante como los otros. Lo necesario que es su presencia y que cada pequeña cosa que hace, ya sea buena o mala, afectará a la empresa y su gente. A veces, sólo se necesita un pequeño recordatorio a un empleado que esta desmotivado para que vea que no está a la altura de lo que se espera que haga. Proporcione un feedback de su desempeño tanto positivo como negativo, para que el vea las cosas que todavía es capaz de hacer y las cosas que él debe mejorar.
7. Haga actividades de fomentación de equipos
Lleve a cabo actividades de fomentación de equipos (Team Building) que permitan que los miembros de su empresa trabajen en estrecha colaboración. Estas actividades no sólo son divertidas sino que sirven como un escape de la monotonía del trabajo. No importa si se realizan fuera de la ciudad o dentro de los confines de la oficina, estas actividades fortalecerán el vínculo entre los compañeros de trabajo . Cuando ellos disfruten de la compañía del otro, serán más propensos de disfrutar del trabajo.
8. Tenga un entorno de trabajo limpio
Un lugar de trabajo desordenado no sólo se ve poco profesional, también puede hacer que los empleados se sienten aburridos y deseen estar en otro sitio. Haga la oficina tenga un entorno propicio para el trabajo a fin de que su personal este energizado para continuar lo que se supone que deben hacer. Los lugares de trabajo deben estar adaptados específicamente al tipo de de trabajo que su equipo realiza, con muebles organizados y ergonómicos, así como aparatos y equipos de oficina completos.
9. Implemente un código de vestimenta más relajado
Usted debe considerar que hay empleados que se sienten incómodos al tener que llevar un traje corporativo todo el tiempo. Si su empresa tiene un estricto código de vestimenta, puede designar un día de la semana (por ejemplo los viernes) en la que puedan intercambiar la ropa de oficina formal para un look más casual.
10. Llevar comida para todo el mundo
La comida no sólo alimenta el estómago, sino también la mente. De vez en cuando se puede llevar comida para todo el mundo en la oficina como una especie de símbolo para trabajar duro todo el día. Ellos probablemente puedan estar demasiados cansado o demasiado ocupados para ir a comer algo, así que llevarles la cena o aperitivos pueden aligerar su carga.
11. Hable con ellos
Su personal puede estar guardando un rencor que les impiden tener un buen desempeño en el trabajo y la única manera que tiene usted para aflorar esto es hablando con ellos. Tenga una reunión con un empleado en un contexto informal para que él no se sienta intimidado. Averigüe qué es lo que está contribuyendo a la disminución de su rendimiento. Usted incluso puede pedirle que comparta pequeños problemas personales para que ambos puedan encontrar la manera de tratar con ello. Esto le hará sentir que usted se preocupa por él y que está dispuesto a ampliar su ayuda.
12. Establezca una meta
Establecer un objetivo da sentido a las cosas que está haciendo actualmente. Si los empleados están haciendo sus tareas por el simple hecho de terminar como parte de la descripción de su puesto de trabajo, entonces no son más que meros robots. Establezca una meta como “Ser la mejor empresa del sector” y asegúrese de que sus empleados sepan de su visión. Si lo hace, hará que vean un propósito más grande para sus tareas diarias, y que se motiven más a hacer su parte para lograrlo.

lunes, 4 de agosto de 2014

12 formas de involucrar al talento nuevo.

involucrar al talento
El engagement (involucrar) es la piedra angular de la nueva gestión del talento, para ello, no se tendrá que enfocar a la organización, si no en los proyectos. Si consigues que estén involucrados en el proyecto, se involucrarán en la organización. El orden ha cambiado.

¿Cómo involucrar?

1. Dales autonomía.

Ya no valen los trabajos con instrucciones totalmente claras y mecánicas, ni los horarios rígidos que le obligan a estar en el puesto de trabajo (aunque no estén trabajando). Diles lo que tienen que hacer y en que plazo de tiempo tienen que hacerlo. Confía, ellos lo harán del mejor modo posible.

2. Procedimientos sencillos.

No les gusta hacer cosas que no aportan un valor directo, elimina todos los procedimientos y reportes que no sean estrictamente necesarios para el impacto en el negocio. La complejidad y la poca funcionalidad de los procedimientos puede provocarles frustración y desenfocarlos de los objetivos.

3. Fomenta las relaciones.

Uno de los grandes características del nuevo talento es que es completamente social, fomenta las relaciones y crea espacios y entornos de interacción reales y virtuales donde todo el mundo pueda interaccionar. Es vital.

4. Crea tribus.

Busca que los equipos de proyecto conecten por lo que quieren hacer, por cómo son y por lo que quieren conseguir. Si lo consigues el ambiente de trabajo, la buena comunicación y la relación de todos ellos será mucho más fuertes que las de un equipo.

5. Feedback constante.

El nuevo talento necesita saber lo que está haciendo bien y lo que esta haciendo mal. Necesitan conocer sus objetivos y lo que se espera de ellos. Además, ven el feedback cómo una oportunidad de mejora en su desarrollo y una oportunidad de aprender.

6. ¡Desarrolla!

Una de las cosas que más mueven al nuevo talento es la oportunidad de aprender y desarrollarse, de estar activos y alerta. Son la generación que más aprenden y desaprenden. En el momento que no tienen esto, se aburren, y cuando se aburren, desconectan y buscan el aprendizaje y el desarrollo fuera (Bueno, esto lo harán de todos modos. pero en la medida que la organización busque el encuentro entre lo que quieren aprender y cómo aprender estará más vinculado con los resultados).

7. Fomenta los multi-proyectos.

Ya no quieren variedad de tareas, quieren variedad de proyectos, empresas donde puedan estar participando en varios proyectos a la vez. Los distintos proyectos supondrán un fuerte vínculo con lo que quieren hacer. Y si hacen lo que quieren hacer, estarán involucrados.

8. Crea retos.

Les gusta tener mentores, líderes y que les den feedback. Pero en el momento de la verdad quieren responsabilidad y asumir sus decisiones. Llevar acabo lo que quieren hacer. Mídelos correctamente para que se sientan competentes.

9. Apuesta por Líderes Humanos.

Que den los recursos, motivaciones, apoyo y oportunidades para que el nuevo talento tenga todo lo que necesite. El apoyo debe ser incondicional. Los líderes, tienen que dejar de mirar hacía la mesa de dirección y empujar a su tribu cuando lo necesite. Te pueden ayudar estos 10 puntos.

10. Conecta con sus Valores.

Les dan una especial importancia a los valores en la organización. Este punto es importante, porque saben diferenciar entre los que dicen que tienen las organizaciones, y los que realmente se viven en ella, cada día.

11. Prioriza la justicia.

Quieren ser valorados y valoran lo que hacen, entienden la justicia y no entienden otros factores que hasta ahora han sido valorados para premiar (sonreir al jefe, pegar codazos, etc.). Si eres justo, entenderán las decisiones.

12. Fomenta Actitudes y hábitos saludables.

Ten en cuenta que cuando una persona está involucrada es consciente, optimista, estable, sociable, y tiene una alta autoconfianza. Son ambiciosos, adaptativos, flexibles y se sienten competentes. Aprecian tener libertad y valoran muy positivamente el bienestar físico y mental. Aprovecha estos factores para que consigan mejores resultados.

¿Está el nuevo talento involucrado? ¿Haces algo para que no dejen de estarlo?

Fuente: RafadíazBlog